19 de agosto de 2014 / 11:42 p.m.

Ciudad de México.- El presidente nacional del PAN, Gustavo Madero, dijo que las declaraciones del ex presidente Felipe Calderón sobre que el PAN estaba en proceso de descomposición, son muy fuertes y llamó a ver al partido en su conjunto y no sólo "los puntos negros".

"Lo que hagan un grupo de panistas no marca a toda una institución. No es el reflejo del partido, es el reflejo de un grupo", dijo tras el escándalo que generó la difusión de un video en el que el entonces coordinador de los diputados panistas, Luis Alberto Villarreal, y otros panistas participaban en una fiesta.

Madero calificó el episodio como "fuerte e impactante" por ofender, dijo, la imagen que tiene la gente de los políticos.

Dijo que la remoción del coordinador y del vicecoordinador del PAN en San Lázaro "era necesaria" para demostrar que "el partido no es indiferente y no hace como si no pasara nada".

Comentó que ya volvió a hablar por teléfono con Villarreal y que está pendiente un encuentro personal.

Dijo que con el que ya platicó directamente es con el ex vicecoordinador, Jorge Villalobos, quien conservará su cargo al interior del PAN donde tiene una coordinación.

También aclaró que aún no decide si competirá por la candidatura del PAN a la Presidencia de la República en 2018.

"Eso está lejano (...) falta mucho, no te puedo decir que sí o que no", dijo al periodista Joaquín López Dóriga en entrevista radiofónica.

 Madero reiteró que en las elecciones de 2015 espera lograr que su partido obtenga 200 curules, incrementándose así los 114 que tiene en esta legislatura.

 FOTO: Raúl Coronado

MILENIO DIGITAL