FOTO Y TEXTO: Reuters
23 de noviembre de 2014 / 12:58 a.m.

Buenos Aires.- El titular del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF), que trabaja en el caso de los 43 estudiantes desaparecidos que conmueve a México, considera que el país norteamericano no necesita ayuda internacional y que los investigadores cuentan con la libertad necesaria para hacer su trabajo.

Los antropólogos del país austral trabajan como peritos independientes ante el descontento que los mexicanos mostraron por el trabajo de investigadores domésticos, luego de que los estudiantes desaparecieran en septiembre en lo que muchos presumen que fue una masacre de narcotraficantes en complicidad con autoridades locales.

"Desde el punto de vista técnico, en este caso estamos bien. Si bien estamos haciendo una investigación independiente, también están trabajando por el lado del Estado colegas mexicanos, y en este caso se está avanzando con las mejores técnicas y los mejores laboratorios de genética forense", señaló Luis Fondebrider, presidente del EAAF.

"Hay que tener un poco de paciencia, ya que los tiempos de la ciencia lamentablemente son mucho más lentos" que los de los familiares de las víctimas, añadió Fondebrider durante una entrevista en Buenos Aires.

Las protestas en México se han intensificado en las últimas semanas a medida que el caso se ha vuelto bandera de los ciudadanos hartos de la violencia y la impunidad, y están golpeando al presidente Enrique Peña Nieto.

El jueves, una multitudinaria manifestación en el Zócalo, la plaza histórica del Distrito Federal mexicano, concluyó con disturbios con la policía.

Aunque versiones de algunas autoridades y de criminales detenidos en el caso señalan que los estudiantes fueron asesinados y sus cuerpos quemados, los familiares dudan de esta hipótesis y reclaman la aparición con vida de los estudiantes de una humilde escuela rural del estado de Guerrero.

El titular de los forenses argentinos, de todos modos, prefirió evitar polémicas.

"Nosotros no comentamos las declaraciones que ha hecho el procurador" general de México, Jesús Murillo Karam.

"Nos concentramos en nuestra tarea y nuestra forma de trabajar es avanzar en el análisis de los restos e ir produciendo informes para los familiares y para las autoridades a medida que tenemos resultados, y preferimos no especular o no hacer declaraciones sobre cómo pudo haber sido el proceso", afirmó Fondebrider.

"México tiene una realidad en cuanto a la cantidad de personas desaparecidas y violencia muy importante. Hay más de 25 mil desaparecidos y un número enorme de cuerpos sin identificar", acotó.

El EAAF, fundado en 1984, ha participado con éxito en la búsqueda e identificación de restos de los miles de desaparecidos de la última dictadura argentina, así como en más de 30 países de América Latina, Asia, Europa y África.

El equipo cobró popularidad por haber hallado e identificado en 1997 los restos del guerrillero argentino-cubano Ernesto "Che" Guevara en Bolivia.

Ahora los familiares de los estudiantes mexicanos depositan su confianza en los expertos argentinos para llegar a la verdad.

"Para nosotros es una responsabilidad enorme que nos hayan confiado esta tarea los familiares, por eso nuestra tarea tiene que ver con mantenerlos informados constantemente de los avances, sosteniendo sus dudas o cuestionamientos", de acuerdo con Fondebrider.

Según datos del EAAF, hasta el momento se recuperaron 39 cuerpos de las áreas en investigación, de los que 24 ya se ha descartado que sean de los estudiantes buscados.