AP
7 de agosto de 2016 / 03:06 p.m.

MIAMI.- La tormenta tropical Javier se formó el domingo frente a la costa mexicana del Pacífico, mientras el número de muertos por el paso del huracán Earl la semana pasada aumentó a 11.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos, con sede en Miami, informó que Javier tenía vientos sostenidos de unos 72 kph (45 mph) y que su vórtice estaba a unos 175 kilómetros (110 millas) al oeste de Manzanillo, México. El meteoro se movía hacia el oeste-noroeste a unos 19 kph (12 mph).

Los meteorólogos pronosticaron que el centro de Javier pase el domingo cerca o encima de la costa de México y que el lunes se acerque a la parte sur de la península de Baja California, donde hay muchos centros turísticos.

Esperan lluvias fuertes, de entre 10 y 15 cm (4 y 8 pulgadas), con vientos potencialmente peligrosos.

Las autoridades mexicanas emitieron una advertencia de tormenta tropical desde Manzanillo a Cabo Corrientes.

Un aviso de posibles efectos de tormenta tropical estaba en efecto en una zona mayor, desde la parte sur de la península de Baja California a Santa Fe.

Javier llegó días después del paso de Earl, que se volvió un huracán brevemente antes de llegar a Belice y la península de Yucatán, acompañado de lluvias fuertes y provocando aludes mortales en partes del este de México.

El gobernador del estado oriental de Veracruz, Javier Duarte, dijo el domingo que 10 personas habían muerto por deslizamientos de tierra en las ciudades de Cocomatepec, Tequila y Huayacocotla. Los funcionarios informaron inicialmente de seis muertos.

También el domingo, autoridades del estado central de Puebla reportaron al menos una muerte por un alud de lodo en el pueblo de montaña de Xaltepec, que destruyó 13 casas.

Las autoridades aún estaban escarbando en la zona en busca de residentes desaparecidos, de acuerdo con un comunicado del gobierno estatal.

Earl tocó tierra en Belice la semana pasada como huracán de categoría 1, arrancando techos y derribando líneas eléctricas. También pasó sobre Guatemala y el sur de México antes de recuperar fuerza sobre el Golfo de México.

Volvió a tocar tierra en la costa de Veracruz la noche del viernes.