21 de julio de 2014 / 12:24 p.m.

México.- El ex presidente Vicente Fox anunció su intención de reabrir el albergue La Gran Familia junto con su directora, Rosa María Verduzco, y para ello echará mano de la fundación Vamos México.

En la entrada de la hacienda San Cristóbal señaló que fue un acto de injusticia el cometido contra la octogenaria, a quien se vinculó con abusos contra menores e incluso con privación de la libertad (secuestro).

Envió un reconocimiento a la Procuraduría General de la República por haber dejado en libertad a Rosa María Verduzco después de mantenerla vigilada durante los cuatro días que estuvo en un hospital de Michoacán.

La Gran Familia "es un sistema verdaderamente ejemplar, tan ejemplar, que tengo la intención de invitar a Mamá Rosa y ofrecerle que, a través de la fundación Vamos México, podamos unir fuerzas y continuar con esa tarea, porque el Estado no tiene la capacidad de atender esto (a los menores abandonados)".

También reprochó la forma en que las autoridades federales manejaron el caso y aseguró que se sigue aplicando el estilo de Felipe Calderón, su antecesor en el cargo, de encarcelar a las personas y después investigar los hechos.

"Esa fue la costumbre de Calderón, pero Calderón ya se fue, ya no podemos seguir enjuiciando a las personas públicamente, inmolándolas y llevándolas a la hoguera ante la opinión pública.

"Este país está perdiendo el sentido de la justicia, una buena definición fue que esto (el caso de Mamá Rosa) equivalía a un michoacanazo, porque la autoridad se está acostumbrando a que su tarea es detener, encerrar, ventilar públicamente, enjuiciar, sentenciar y después averiguar", dijo.

Fox aseguró que la PGR actúa mal con las personas a las que inculpa, pues “los tiene ahí encerrados mucho tiempo y después averigua y se da cuenta que estaba equivocada”.

Oportunidad y modernización

El ex presidente dijo que con la reapertura del albergue se buscará la modernización de esa casa hogar y que La Gran Familia deje de ser solo un albergue para convertirse en un verdadero instituto que dé cabida incluso a los ninis.

"Para mí sería un ideal alcanzar algo como los internados del Tecnológico de Monterrey o los internados que hay en cualquier parte del mundo; seguir con la misma tarea, pero con amor y con respaldo económico, que es lo que estaba faltando a Mamá Rosa".

FOTO: Agencias

JANNET LÓPEZ PONCE