AP
6 de mayo de 2016 / 10:31 a.m.

Nueva York.- Luego de que el aspirante republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, difundiera una foto en la que degusta un “bowl de taco” para conmemorar el 5 de Mayo, el ex presidente Vicente Fox bromeó y dijo que espera que no se indigeste.

“Ahora está comiendo enchiladas y comida mexicana. Espero que no se indigeste”, dijo el ex presidente a Fox News.

El mensaje que publicó el magnate se hizo viral de inmediato y generó críticas entre algunos grupos latinos que lo encontraron ofensivo y condescendiente.

Janet Murguia
, presidenta de Consejo Nacional de La Raza, la organización nacional de derechos civiles hispanos más grande del país, escribió poco después en Twitter que el mensaje del precandidato presidencial republicano "no tenía sentido, era ofensivo y de autopromoción".

"Comerse un taco o ponerse un sombrero no convence a nuestra comunidad en 2016", escribió Murguia.

El Latino Victory Fund, un grupo político de izquierda, difundió un comunicado en el que decía que "Trump está apostando a su retórica racista, antiinmigrante, antilatina y antimexicana".

Las encuestas entre los latinos respecto a Trump han arrojado cifras persistentemente bajas desde que comenzó su campaña con la promesa de levantar un muro fronterizo para evitar que "asesinos" y "violadores" lleguen a Estados Unidos procedentes de México. Una encuesta de Gallup difundida el mes pasado, reveló que el 77% de los hispanos tiene una opinión desfavorable de Trump, mientras que tan solo el 12% lo ve de forma positiva.

Los demócratas también aprovecharon la publicación para dejar entrever que resalta la debilidad de Trump en torno a los latinos. La campaña de la precandidata Hillary Clinton tuiteó un video — con subtítulos en español — en el que se hace un recuento de los comentarios pasados de Trump en los que apoya las deportaciones masivas de inmigrantes que están ilegalmente en Estados Unidos".

El 5 de mayo conmemora originalmente el triunfo del Ejército mexicano sobre las fuerzas francesas en la Batalla de Puebla el 5 de mayo de 1862. En los Estados Unidos se ha transformado a una celebración de la cultura y comidas mexicanas.

El taco bowl, una creación estadunidense, no está a la venta en el Trump Grill, pero el Trump Cafe, ubicado en las torres que llevan el nombre del empresario, ofrece un "¡Taco Fiesta!" por 13.50 dólares.