NOTIMEX
8 de junio de 2016 / 10:23 a.m.

México.- El Cereso de Piedras Negras, Coahuila, en el que al menos 150 personas fueron asesinadas e incineradas, tiene sobrepoblación y los reos ejercen funciones de autoridad, de acuerdo con la Comisión Nacional de Derechos Humanos.

Tras la fuga de 131 reos en enero de 2012, el gobernador Rubén Moreira dijo que la Procuraduría del Estado abrió una investigación sobre los asesinatos que ocurrieron dentro del penal ese mismo mes.

El Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria de la CNDH de 2015 asegura que el penal de Piedras Negras carece de personal capacitado para realizar sus funciones, los internos viven en hacinamiento y en precarias condiciones materiales y de higiene.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Gobernación, el penal Piedras Negras es la cárcel con mayor sobrepoblación entre las siete que existen en el estado: con capacidad para albergar a 864 reos, a enero de 2016 había 934, lo que significa una sobrepoblación de 8 por ciento.

Piedras Negras es la segunda cárcel más grande del estado, sólo detrás del Centro Penitenciario de Torreón, con capacidad para albergar a mil 94 presos.

Por la dirección del penal han pasado cuatro directores en los últimos cuatro años. En abril de 2013, José Antonio Castillo Juárez fue designado director del penal y días después fue asesinado dentro de las instalaciones.

Aurora Escobar
fue designada en el cargo, pero de acuerdo con medios locales, fue dada de baja por no aprobar el examen de control de confianza. El actual director del penal es Jesús Rosado de la Rosa, quien antes de llegar a la dirección del Cereso, fue miembro del Grupo de Armas y Tácticas Especiales.

La Procuraduría General de Coahuila informó que de diciembre de 2009 a enero de 2012 al menos 150 personas desaparecidas fueron asesinadas al interior del penal de Piedras Negras por orden de un líder de Los Zetas. Los civiles eran incinerados y sus restos lanzados al río San Rodrigo, que corre a un costado de la carretera federal de Piedras Negras y Ciudad Acuña.

Por el asesinato de las 150 personas la Procuraduría estatal giró cinco órdenes de aprehensión por el delito de desaparición de personas contra David Alejandro Loreto Mejorado, Francisco Javier Vélez, Santiago Peralta García, Manuel Elguezabal Hernández y Ramón Burciaga Magallanes, quien de acuerdo con el procurador de Coahuila, era líder de Los Zetas al interior del penal.