milenio digital
1 de septiembre de 2015 / 07:07 a.m.

México.- La gran lección que dejó la fuga de Joaquín 'El Chapo' Guzmán de la prisión de máxima seguridad del Altiplano es que se tiene que fortalecer, modernizar y disciplinar todo el sistema penitenciario del país, aseguró Renato Sales, Comisionado Nacional de Seguridad.

En charla con Carlos Marín en El asalto a la razón de MILENIO Tv, Sales, recién nombrado en el cargo y quien tiene ahora bajo su supervisión las 22 cárceles federales en México, se pronunció por transformar este sector y no permitir "el autogobierno delincuencial" en estos centros.

"La gran lección que nos deja este terrible suceso es que tenemos que fortalecer el sistema penitenciario y esto implica separar a los sentenciados de los procesados, lograr penales efectivamente de alta seguridad con espacios rigurosos, suficientemente vigilados para imposibilitar cualquier fuga.

"Lograr que los centros penitenciarios no se saturen, lo peor que nos puede suceder es el hacinamiento en los penales. No puede permitirse el autogobierno delincuencial; entonces, tenemos que transformar el sistema penitenciario del país", enfatizó.

Quien hasta hace unos días fuera el coordinador nacional antisecuestros aseveró que la finalidad de la pena en un estado democrático de derecho es "la prevención general negativa", es decir, enviar a los ciudadanos un mensaje claro de que quien comete un delito será sancionado, "esa es la prevención real".

"La función de la pena en la actualidad, recogida en la Constitución, ya no es la readaptación, es la reinserción social que tiene un contenido filosófico distinto; antes era la regeneración, se estimaba que el delincuente era un degenerado, un enfermo, así lo planteaba la Constitución; después fue la readaptación en los 70, la idea central es la reinserción del delincuente en la vida social.

"La readaptación no viene al caso, porque deben ser centros de sanción, respetando los derechos fundamentales de la persona, por supuesto, pero deben estar ordenados, disciplinados", resaltó.

Sales abundó que en un sistema penal lo que se busca es que "los menos" vayan a la cárcel, y que en estos centros penitenciarios estén los secuestradores, homicidas, violadores y narcotraficantes, aunque consideró que existe "una serie de contradicciones terribles".

"De pronto a una persona se le sanciona por robo a 12 años de prisión y efectivamente aprende a ser panadero en la cárcel, sale, ya pagó su deuda con la sociedad y le dicen: 'A ver tu carta de no antecedentes penales', y entonces en qué quedamos. Hay que salvar esas contradicciones, que se tenga claridad en estos temas", afirmó.

El recién nombrado comisionado nacional de seguridad se pronunció de nueva cuenta por mejorar las prisiones del país.

"Los penales federales están mucho mejor que los de las entidades, sin duda, pero se trata de llegar a niveles de excelencia y vincularlos a organizaciones como ACA, que es la Asociación de Prisiones Americanas, que establece una serie de puntos, una especie de check list a cumplir para satisfacer plenamente los requerimientos de un penal de alta o de mediana seguridad dependiendo del nivel delictivo, dependiendo del índice de peligrosidad y culpabilidad del delincuente que sea sancionado".

Además, consideró que los cuerpos de seguridad en México son tratados discriminatoriamente e incluso dentro de la propia Constitución, pues aunque calificó a la policía como el escudo del ciudadano, dijo que la corporación federal hay que consolidarla y seguir capacitándola.

El titular de la Comisión Nacional de Seguridad consideró que los efectivos de los cuerpos policíacos en el país deben contar con un sueldo mensual de 20 mil pesos, pues lamentó salarios de 5 mil pesos que perciben algunos uniformados, principalmente en diversas entidades.

Respecto a su cargo como coordinador nacional antisecuestros, Sales calificó este ilícito como "el más terrible de los delitos", y destacó que durante su encargo, y aun de la cifra negra que existiera, se tuvo una ruta descendente, ya que a este año respecto a 2014, se tuvo 30 por ciento menos de lo que se denunciaba, así como 18 por ciento más bajo de 2014 respecto a 2013.

pide respetar derechos humanos de los delincuentes

El Comisionado Nacional de Seguridad pidió dejar de lado la retórica bélica para atacar la violencia, pues los delincuentes tienen que ser castigados conforme a la ley.

Consideró que llevar la retórica hacia un asunto de guerra hace que se genere un estado de "excepción sofisticado", donde los derechos humanos son cancelados de facto.

Durante la clausura del Foro "Estrategias Locales de Reducción de la Violencia Urbana", organizado por México Evalúa y Open Society Foundantions, Renato Sales expuso la necesidad de atacar con políticas de prevención el crimen organizado y la violencia.

Consideró que la coordinación entre los tres poderes de gobierno y la sociedad es mucho más importante que medidas extremas que impliquen una militarización. "Los delincuentes son delincuentes, hay que investigarlos, capturarlos, procesarlos conforme a derecho y sancionarlos con apego a la ley. No son enemigos a los cuales hay que atacar bélicamente, eso es algo muy importante, es un componente diferenciador de las estrategias", dijo.