16 de junio de 2014 / 02:42 p.m.

México.- La Comisión Nacional de Seguridad (CNS) informó a la Cámara de Diputados que en los centros federales de readaptación social está garantizado el acceso a medicamentos para internos portadores de VIH/Sida.

Mencionó que ha establecido programas de salud para prevenir y llevar un control estricto del VIH/Sida, y que, como protocolo, a todo interno que ingresa en los centros federales se le realizan pruebas serológicas para la detección de este padecimiento, cuando tienen factores de riesgo.

En su informe, que responde a un punto de acuerdo que emitió esta soberanía, se puntualizó que en el mundo, los casos de VIH tienen una tendencia a ser más elevados en centros de reclusión y suele agravarse con otras infecciones, como hepatitis B y C, y tuberculosis.

Indicaron que de acuerdo con el Registro Nacional de Casos de Sida, emitido por la Dirección General de Epidemiología y Censida, en México se han notificado 167 mil 933 casos, entre 1983-2013, de los cuales 137 mil 826 corresponden a hombres y 30 mil 107 a mujeres.

En el documento de la CNS, publicado en la Gaceta Parlamentaria, el comisionado Nacional de Seguridad, Monte Alejandro Rubido García, expresó que a través del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, se han establecido programas de salud para prevenir y llevar un control del VIH/Sida.

Subrayó que, como acciones preventivas, el personal de salud adscrito en los centros federales de readaptación social realiza pláticas con la población penitenciaria para advertir sobre esta enfermedad. Además, se suministra preservativos a los internos que lo requieran para su visita íntima.

De igual modo, expuso, se encuentra garantizada la no discriminación y el acceso a los medicamentos de aquellos internos portadores de VIH/Sida, puesto que a partir del 13 de marzo de 2013, el titular del Órgano Administrativo Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social, es invitado permanente a las sesiones ordinarias del Consejo Nacional para Prevención y Control del Sida (Conasida).

Puntualizó que, actualmente, los reclusos con esta enfermedad reciben tratamiento farmacológico, y se capacita al personal para el buen trato y no discriminación de dichos internos, por medio del Centro Ambulatorio para la Prevención y Atención en Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (Capasits) de cada estado donde se ubican los centros federales.

Finalmente, la Comisión Nacional de Seguridad precisó que se están realizando las acciones pertinentes para asegurar en todo momento el derecho a la salud que la Constitución establece para todos los internos recluidos en los centros federales de readaptación social, incluidos los portadores del VIH/Sida.

FOTO: ARCHIVONOTIMEX