MULTIMEDIOS DIGITAL
1 de mayo de 2016 / 02:51 p.m.

México.- El Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) entregó a la procuradora general de la República, Arely Gómez, 20 recomendaciones para la investigación sobre la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa, en Iguala en 2014.

Previo a su salida del país, los miembros del GIEI: Ángela Buitrago, Claudia Paz, Francisco Cox, Carlos Beristáin y Alejandro Valencia, pidieron investigar a los funcionarios que hayan obstruido la investigación del caso por "la falta de diligencia, negligencia o destrucción de evidencia".

GIEI pide a PGR indagar obstrucción en caso Iguala
El grupo entregó el viernes su hoja de ruta y su informe final a la procuradora general de la República, Arely Gómez. | TWITTER

"Desde enero de 2016, el GIEI señaló que existieron dificultades y obstrucciones a la investigación, la fragmentación del expediente y el control de numerosas peticiones y procedimientos por parte de la SEIDO, lo que limitó el trabajo del nuevo equipo de investigación", señaló el GIEI en un comunicado.

El grupo subraya la importancia de que la investigación sea dirigida "únicamente" por la oficina creada específicamente para el caso y que depende del área de derechos humanos de la fiscalía. Pidieron que se investigue a "todos los funcionarios públicos que hayan obstruido la investigación".

En este sentido, hicieron mención especial de los involucrados en la recolección de evidencias en el río San Juan donde supuestamente fueron arrojados los restos de los jóvenes —entre quienes está el jefe de la Agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón— y pidieron que se aclare tanto la destrucción de algunas evidencias como la aparición repentina de otras.

Además, como parte de sus recomendaciones, pidieron a la PGR cambiar la narrativa del caso, al asegurar que la investigación llevada a cabo por el GIEI "ha mostrado numerosos elementos que ponen en cuestión circunstancias dadas por válidas en la llamada 'verdad histórica'".

Los expertos insistieron en la importancia de mantener las búsquedas; garantizar el diálogo y la atención a las familias; aclarar la actuación de la Policía Federal, el Ejército y otras corporaciones de seguridad; e investigar tanto la tesis del tráfico de heroína como posible móvil del crimen como todas las denuncias de posibles torturas y otras violaciones a los derechos humanos.

El GIEI agradeció al Estado, a los familiares de los desaparecidos y a sus representantes y a la sociedad en general por "la posibilidad de haber llevado a cabo su trabajo a pesar de las dificultades".

El grupo de especialistas colaboró desde noviembre de 2014 con las autoridades federales en la investigación de la desaparición de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural "Raúl Isidro Burgos" en Iguala, Guerrero, el 26 de septiembre de ese año.

Los expertos dijeron que esperan que los hallazgos y líneas de investigación propuestas, así como sus recomendaciones sobre la procuración de justicia, la búsqueda de los desaparecidos y la atención a las víctimas, fortalezcan el Estado de Derecho y la lucha contra la impunidad.