MILENIO DIGITAL
10 de julio de 2017 / 08:43 p.m.

MÉXICO.- Al menos tres teléfonos del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes recibieron mensajes similares para presuntamente espiar sus actividades durante la investigación que realizaron por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, en Guerrero, dijo Ángela Buitrago, una de las integrantes del equipo.

"Uno (de los teléfonos) se dañó; independientemente se hicieron (los análisis) con dos líneas que estaban accesibles para la investigación del tema correspondiente y arrojó que efectivamente tenía presuntamente una intervención de Pegasus", dijo en entrevista telefónica.

-¿Fueron varios teléfonos, cuántos al menos?

-Serían otros dos más que también tuvieron estos mensajes.

Hoy el Citizen Lab de la Universidad de Toronto confirmó que el GIEI fue espiado con el software Pegasus por sus investigaciones sobre la desaparición de 43 estudiantes. Hace casi un mes, el 19 de junio, el diario estadunidense The New York Times publicó que el gobierno mexicano espía a defensores de derechos humanos, activistas y periodistas a través de un programa que debería ser utilizado para investigar a posibles terroristas.

De acuerdo con el Citizen Lab, el 1 de marzo de 2016, uno de los integrantes del GIEI recibió el siguiente mensaje: "En la madrugada falleció mi madre, estamos devastados, te envío los datos del velatorio, espero puedas venir: [link con malware]"

El otro mensaje, recibido el 4 de marzo de 2016, decía: "Hoy enterraremos las cenizas mi padre, espero nos acompanen en su último adiós. Te envío los datos completos. [link con malware]".

Buitrago explicó que uno de los teléfonos que recibió esos mensajes y que fue analizado por el laboratorio era usado por todos los miembros del grupo y se tenía contacto con colegas de la CIDH, funcionarios y fuentes.

"Varios teléfonos recibieron mensajes, pero había un teléfono que servía como Secretaría del grupo, ese teléfono que lo tenía el secretario ejecutivo era con el que nos comunicábamos absolutamente todos los miembros del grupo con los sectores oficiales, personales, inclusive con las fuentes, pero igualmente se recibieron mensajes de esa naturaleza en otros teléfonos", dijo.

Afirmó desconocer si alguien del grupo dio clic al enlace de la URL del malware Pegasus, diseñado por el grupo NSO, una empresa israelí de "guerra cibernética".

"Es difícil saberlo porque el teléfono lo usábamos todos. Desconozco si alguien le dio clic o no le dio clic, lo único cierto es que se ha revisado y ahí están los mensajes. Los recibimos en febrero y marzo en algunos de los teléfonos. La verdad no sé si todos tuvimos la precaución de no darle clic. Es difícil con la cantidad de mensajes que llegaban, incluso eran mensajes que podían relacionarse con actividades que estábamos haciendo, por eso llamaban la atención", dijo.

Recordó que durante la fecha en que recibieron los mensajes ya habían entregado el primer informe en el que afirmaban que los 43 estudiantes no fueron quemados en el basurero de Cocula, en Guerrero, y desarrollaban el segundo informe a partir de la discusión por el tercer peritaje de fuego.

Dijo que a la CIDH le corresponde determinar si denuncia formalmente el presunto espionaje al GIEI y mencionó que se debe realizar una investigación exhaustiva y transparente.

El 26 de junio, Ricardo Sánchez, titular de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión, dijo que se requerirán los celulares de las presuntas víctimas para realizar un peritaje forense.

Buitrago comentó que no han tenido comunicación con la PGR y que para dar un celular y se hagan peritajes se deben brindar garantías de que la información de éste no va a salir.

Recordó que Colombia pasó por un caso similar de espionaje por parte de una entidad de inteligencia del gobierno colombiano y que hubo condenas tras realizar las investigaciones.

"Es un momento propicio para que el Estado mexicano pueda reaccionar ante una vulneración tan grande de violación a derechos fundamentales y ver quiénes incurrieron en ellas", dijo.



dat