RUBÉN MOSSO | MILENIO DIGITAL
17 de septiembre de 2015 / 08:55 p.m.

México.- El comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales, informó que el jefe de sicarios de Guerreros Unidos, Gildardo López Astudillo, 'El Gil', cambió tres veces de domicilio para evitar ser capturado; sin embargo, policías federales lo detuvieron ayer en un departamento en Lomas de Taxco, en Taxco, Guerrero.

En conferencia de prensa, el funcionario dijo que 'El Gil', de 36 años, fue arrestado ayer en flagrancia delictiva por violación a la ley de armas de fuego y explosivos, además de portar una identificación falsa.

Indicó que 'El Gil' cuenta con una orden de aprehensión por delincuencia organizada, secuestro, además de que diversos detenidos lo señalan como autor material de la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa.

Detalló que López Astudillo actuaba como jefe de un grupo delictivo dedicado a la extorsión y distribución de drogas en los municipios de Iguala y Cocula, Guerrero.

El funcionario dijo que 'El Gil' fue puesto a disposición de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido) y que con su captura ya van 111 presuntos responsables vinculados contra la agresión a normalistas de Ayotzinapa el 26 y 27 de septiembre, en Iguala.

La Policía Federal informó en su cuenta de Twitter que a 'El Gil' "se le identifica como quien reunió al grupo que recibió, trasladó, privó de la vida e incineró a jóvenes normalistas en septiembre de 2014".

Según las investigaciones de la Procuraduría General de la República, 'El Gil' fue quien informó a través de un mensaje de texto al entonces jefe absoluto de Guerreros Unidos, Sidronio Casarrubias, el conflicto que se había suscitado en Iguala el 26 de septiembre de 2014, con la llegada de normalistas en varios autobuses.

López Astudillo atribuyó los actos a Los Rojos, motivo por el cual, presuntamente, Sidronio creía que se trataba de enemigos y aprobó las acciones para defender su territorio. Eso propició que se llevaran a los normalistas al municipio de Cocula, donde fueron asesinados, según declaraciones de otros sicarios.

Mientras que Felipe Flores Velázquez, ex secretario de Seguridad Pública de Iguala, aprobó el ataque a los normalistas tras recibir la orden del presidente municipal de ese municipio, José Luis Abarca Velázquez.

Ayer la procuradora Arely Gómez informó que la Universidad de Medicina de Innsbruck, en Austria, identificó entre las víctimas del basurero de Cocula los restos de Jhosivani Guerrero de la Cruz y reconfirmó la muerte de Alexander Mora Venancio, dos de los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos en septiembre del año pasado.