MILENIO DIGITAL
18 de septiembre de 2015 / 03:50 p.m.

Ciudad de México.- 'Las declaraciones de Gildardo López, El Gil, son pieza clave para llegar a la verdad de los hechos en los que desaparecieron 43 normalistas de Ayotzinapa, hace un año en Iguala, Guerrero', afirmó Vidulfo Rosales, representante legal de los padres de los estudiantes.

Vidulfo Rosales hizo un llamado a la dependencia que dirige Arely Gómez para que se agote el tiempo que jurídicamente se tiene para obtener mayor información.

"De acuerdo a los datos que hay dentro del expediente, pero también lo que se conoce en la vida práctica en Guerrero, la información que nosotros tenemos y lo que sabemos es que (El Gil) sí forma parte de "Guerreros Unidos". Es una pieza clave y por supuesto que tiene información privilegiada que puede ayudar [...] solamente que necesita trabajar fino la PGR para poder obtener lo necesario para llegar a la verdad", afirmó Vidulfo.

Dijo que independientemente de lo que ya ha declarado 'El Gil' ante la Procuraduría General de la República (PGR), se tiene la impresión de que puede tener mucha más información.

"Tenemos la impresión de que puede tener mucha más información y esperamos que la PGR lo mantenga porque jurídicamente todavía tiene tiempo para obtener mayor información".

"Lo que estamos sugiriendo es que puedan agotar el tiempo necesario para que esta persona aporte toda la información con la que cuenta y que es vital para nosotros".

"Creemos que si con esta persona no se logra mayor información y rápidamente se le consigna con los elementos que hay, va a estar complicado porque no habrá otra oportunidad", afirmó.

De acuerdo con las primeras declaraciones de Gildardo López, dadas a conocer en el programa radiofónico, éste reconoció haber dado la orden de trasladar a los normalistas a un domicilio en Loma de Coyote, donde los interrogó para subirlos a una camioneta.

Además reconoció que era el enlace de los cuerpos policíacos y que ellos le brindaban protección en Guerrero.

Rosales aseguró que los padres de los normalistas desconocían esa parte de la declaración. Dijo que la información que tuvieron a través de la PGR, alrededor de la medianoche del jueves 17 de septiembre, fue en el sentido de que El Gil negó su participación en los hechos y se limitó a decir que era ganadero de Iguala.

A casi un año de la desaparición de los normalistas, Vidulfo Rosales asegura que todavía hay muchas dudas en la investigación y que a estas alturas no hay certeza sobre los resultados.

El miércoles, la Policía Federal capturó en Taxco, Guerrero, a Gildardo López Astudillo, El Gil, quien presuntamente ordenó la ejecución e incineración de los 43 normalistas de Ayotzinapa en el basurero municipal de Cocula el 26 y 27 de septiembre de 2014, porque los identificó como integrantes de la banda de Los Rojos.

Tras cometerse el crimen, El Gil envió un mensaje de texto al líder absoluto de Guerreros Unidos, Sidronio Casarrubias Salgado, que decía: "Nunca los van a encontrar, los hicimos polvo y los tiramos al agua".

Luego de 11 meses de investigaciones por parte de la Procuraduría General de la República (PGR) y de las secretarías de Marina-Armada de México y de la Defensa Nacional, el pasado 16 de septiembre la Policía Federal y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen) descubrieron que El Gil se ocultaba en un departamento de la colonia Lomas de Taxco.

Ayer, en conferencia de prensa, Renato Sales Heredia, titular de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), dijo que hay testimonios que señalan directamente a El Gil "como el autor material de la desaparición de 43 alumnos de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa".