10 de septiembre de 2014 / 05:37 p.m.

El gobernador de Sonora acusa omisiones y negligencia del titular de la Profepa, Guillermo Haro, y de los delegados de Conagua, Semarnat y Profepa, ante el derrame tóxico en ríos de la entidad.

Ciudad de México.- El gobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías, hizo un enérgico llamado al presidente Enrique Peña Nieto para que "ayude al pueblo de Sonora" a enfrentar uno de los peores desastres ecológicos y económicos de México.

En un desplegado titulado "Sonora alza la voz", Padrés dice que acude directamente al Presidente porque los funcionarios federales encargados de prevenir y corregir el derrame tóxico de una mina de Grupo México "fallaron y le siguen fallando a los más de 23 mil sonorenses" que viven en las márgenes del Río Sonora.

Acusa de irresponsabilidad, omisiones y negligencia al titular de la Profepa, Guillermo Haro Bélchez, y a los delegados de Conagua, Semarnat y Profepa.

Asegura que hay pruebas documentales y testimoniales en poder de los alcaldes de Cananea y Arizpe, y de habitantes de la región cercana a la mina, "que denunciaron meses antes el riesgo inminente de un derrame de tóxicos a los ríos Bacanuchi y Sonora, y no fueron escuchados, ni por Profepa, ni por Conagua, ni por Semarnat".

Señala además que tras el derrame, "estas instancias de su Gobierno, específicamente los delegados, nos han dejado prácticamente solos a los sonorenses".

"Señor Presidente, el pueblo de Sonora necesita su apoyo. Es real la crítica situación en la que miles de familias del Río Sonora viven en estos momentos", afirma el gobernador.

Padrés Elías dice que ha venido señalando las fallas, tanto de dependencias federales como de Grupo México, y seguirá haciéndolo, "ninguna campaña de desprestigio actual o futura contra mi persona o mi familia me desviará de seguir señalando a los culpables del peor desastre ecológico de México".

Ayer el gobernador de Sonora expulsó del Consejo Estatal de Protección Civil a los delegados federales de Conagua, Sagarpa y Profepa, a quienes acusó de actuar de manera irresponsable y con objetivos político-electorales durante la crisis tras el derrame tóxico en el Río Sonora.

FOTO: MilenioMILENIO DIGITAL