MULTIMEIOS DIGITAL
29 de marzo de 2016 / 02:57 p.m.

México.- Antonio Mazzitelli, representante de la oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en México, declaró que la guerra contra el narco y las drogas tiene que acabarse, luego de haber sido declarada hace 35 años.

Miguel Ruiz Cabañas, funcionario de la Secretaría de Relaciones Exteriores, aseguró que México impulsará ante la ONU una nueva visión para que las drogas en México se observen ahora como un problema de salud pública.

"Como hace casi 20 años, México está buscando enriquecer la estrategia internacional con elementos que hasta ahora no han sido considerados en la aplicación de políticas que lleguen a ser verdaderamente más integrales y equilibradas. Me refiero a la dimensión del problema mundial de las drogas como un asunto de salud pública", indicó.

Declaró que el mercado de las drogas termina siendo la causa de una buena parte de los problemas de violencia, "pero también un mecanismo inductor al escalamiento en el consumo de las drogas"

"El problema de drogas es y siempre ha sido un problema esencialmente de salud, que tiene que encontrar respuestas adentro de políticas de salud; políticas de salud que tienen que tener como su centro necesario e indispensable de enfoque y de desarrollo el individuo, así como la sociedad", dijo Mazzitelli, representante de la oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en México.


En su participación en las audiencias públicas sobre el posicionamiento de México ante la Sesión Especial de la Asamblea General de la ONU sobre el problema de las drogas, el ombudsman nacional señaló que "es preciso actuar más del lado de la prevención que de la reacción; se debe fortalecer tanto en el ámbito local como internacional la lucha contra las células financieras de la delincuencia organizada vinculada al tráfico de drogas.