MILENIO DIGITAL
9 de junio de 2015 / 12:30 p.m.

Guerrero.- Molestos por la anulación de la elección del Ayuntamiento, habitantes de la cabecera municipal de Tixtla desalojaron las instalaciones de la presidencia municipal que permanecía en manos de maestros disidentes y policías comunitarios de barrios de El Fortín.

Tras las declaraciones de la presidenta del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Guerrero, Marisela Reyes Reyes, en el sentido de anular la elección del Ayuntamiento, los habitantes de la colonia Vicente Guerrero decidieron marchar hacia la plaza central.

Los policías comunitarios y maestros disidentes que estaban en el palacio decidieron replegarse conforme avanzaba la movilización, cuando el contingente llegó al campamento sólo quedaba un pequeño grupo.

Los manifestantes se plantaron en la puerta principal del Ayuntamiento cuando ya estaba despejada, luego avanzaron hacia el auditorio municipal.

Pese a que los policías comunitarios se replegaron, el contingente avanzó hacia ellos y los obligaron a retirarse completamente en medio de algunos golpes y empujones.

Después de tomar las instalaciones bajo su control, los manifestantes acumularon los enseres de los maestros y policías comunitarios para quemarlos en la plaza central.

Algunos padres y familiares de los desaparecidos les reclamaron a gritos la forma en que procedían, pero fueron increpados a gritos, reprochando que vulneraran el derecho al voto.

IEPC aclara nulidad de elección en Tixtla

La presidenta del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Guerrero, Marisela Reyes Reyes, aclaró que la elección municipal de Tixtla no puede ser declarada nula en tanto no se cierren todas las casillas de elección y se sigan la ruta legal correspondiente.

"No corresponde a este órgano administrativo dictaminar sobre la invalidez de una elección o no", aclaró Reyes.

Dijo que a pregunta expresa de los medios de comunicación sobre lo que procedería en el caso de Tixtla, ella respondió que “la Ley marca que cuando el 20 por ciento de las casillas no son instaladas lo que procede es la anulación de la elección”, sin embargo aclaró que “aún no se han agotado las partes legales, ni las partes jurídicas para poder determinar la nulidad de la elección de Ayuntamiento”.