14 de abril de 2016 / 11:39 a.m.

Copenhague.- El presidente Enrique Peña Nieto dijo que se espera el informe final que rinda el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) sobre el caso Iguala, que coadyuvará con la investigación que efectúa la PGR.

Al reiterar el posicionamiento de su gobierno respecto del trabajo de los especialistas, que concluye el 30 de abril, dijo que ahora “es de esperarse el informe final que rinda este grupo de expertos y que coadyuve e la investigación exhaustiva que ha realizado la Procuraduría General de la República (PGR)”.

En rueda de prensa ofrecida en el Palacio de Christiansborg, sede del parlamento de Dinamarca, acompañado del primer ministro de ese país, Lars Lokke Rasmussen, subrayó que el trabajo del GIEI estuvo concebido para un tiempo determinado.

Incluso, mencionó, ese periodo fue ampliado a lo que originalmente el grupo de expertos había solicitado, que eran cuatro meses, ya que lo extendió hasta seis meses.

“Es un acuerdo que se está cumpliendo”, dijo el mandatario y recalcó que ya las instituciones defensoras de derechos humanos han fijado su postura y “es justamente la posición que tiene el gobierno sobre este tema”.

Dijo que hay disposición de su gobierno a tener apertura, “precisamente para generar un espacio de observancia internacional, de coadyuvancia al proceso de investigación que tiene la autoridad competente en la materia, que es la Procuraduría General de la República”.

Hizo énfasis en que este posicionamiento se da a partir de un acuerdo tomado por ambas partes, en lo que hace al alcance de la participación de este grupo a la coadyuvancia en el proceso de investigación, y que enriquezca la labor de la autoridad competente, en un caso al que se han dedicado recursos presupuestales y humanos, a una investigación profunda y exhaustiva como la que se ha dado.

Peña Nieto subrayó que en el tema de derechos humanos, existe un compromiso “amplio y decidido” de su gobierno a reconocer los retos y desafíos a asumir.

Aseguró que México tiene un sistema de protección a los derechos humanos, un órgano autónomo de defensa a las garantías individuales y ha establecido políticas públicas para avanzar en la protección de los derechos fundamentales.

México, afirmó, “ha estado abierto al escrutinio de distintos organismos internacionales de derechos humanos y atiende buena parte de las recomendaciones que han hecho”, ya que de las más de dos mil que se han formulado 75 por ciento han orientado cambios en la legislación, en las políticas públicas y en acciones para defender los derechos humanos.

En su oportunidad, el primer ministro Lars Lokke Rasmussen destacó un acuerdo que se firmó entre el Instituto Danés de Derechos Humanos y las autoridades mexicanas para mejorar el proceso de promoción de las garantías individuales.

Asimismo, reconoció las modificaciones legales que ha hecho nuestro país para fortalecer el Estado de derecho, y sostuvo que México es una nación que ha avanzado muchísimo, ya que es la economía número 15 en el mercado y pronto estará dentro de las 10 más importantes del mundo.