MILENIO DIGITAL
9 de noviembre de 2016 / 04:01 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente Enrique Peña Nieto dijo que el triunfo del candidato republicano Donald Trump representa un reto, pero también una gran oportunidad para las relaciones con Estados Unidos.

“A partir de este proceso democrático se abre un nuevo capítulo en la relación de México con Estados Unidos que implicará un cambio, un reto pero también, habrá que decirlo, una gran oportunidad”, dijo Peña Nieto en conferencia de prensa en Los Pinos.

Dijo que habló con el presidente electo de Estados Unidos para expresarle su felicitación y también para acordar una reunión para fijar una nueva agenda de trabajo.

“Hace unos momentos, hablé con el presidente electo, Donald Trump, para expresarle mi felicitación por su triunfo obtenido”, dijo, “debo decir que fue una conversación cordial, amable y respetuosa”.

Agregó que ambos coincidieron en que se debe trabajar en una relación de confianza y de trabajo compartido “porque nuestros países son muy importantes el uno para el otro”.

Peña dijo que acordaron que sus equipos entren en contacto para establecer una nueva agenda de trabajo, que tome como punto de partida temas de interés común en materia de seguridad, cooperación y prosperidad para ambos países.

Además, dijo que buscará reunirse con Trump, durante el periodo de transición para definir con claridad el rumbo de las relaciones entre México y Estados Unidos.

México y Estados Unidos son aliados, socios y vecinos, cuando a México le va bien a Estados Unidos también le va bien”, aseguró.

“Estoy seguro de que juntos, trabajando juntos por México habremos de fortalecernos y aprovechar esta nueva etapa”, agregó.

El mandatario aseguró que su prioridad es y seguirá siendo “cuidar a México y proteger a los mexicanos”, por lo que se esforzará para crear nuevos caminos de cooperación y prosperidad.

El magnate se convirtió en el virtual presidente electo de Estados Unidos al alcanzar 279 votos electorales contra 228 de su rival demócrata, Hillary Clinton.

Por la mañana, el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, y el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, aseguraron que México está en una posición de fortaleza para enfrentar los cambios en Estados Unidos.