MILENIO DIGITAL
25 de mayo de 2017 / 07:47 a.m.

MÉXICO.- Osvaldo Santín, jefe del Servicio de Administración Tributaria (SAT), dio a conocer que se investiga a empresas, como las gasolineras, que emiten facturas falsas para comercializar combustible robado.

Explicó que aunque la evasión fiscal ha disminuido gracias a las nuevas tecnologías y a los primeros resultados de la reforma en la materia, la compraventa de estos documentos, que no soportan una operación real, es uno de los problemas más importantes a los que se enfrentan.

“El robo de combustibles también tiene un componente fiscal; cuando se enajena combustible robado no se están pagando el impuesto especial sobre producción y servicios (IEPS) y el impuesto al valor agregado (IVA).

“Por lo tanto, nosotros estamos verificando en todas las estaciones donde presuntamente existe robo de combustible, que no haya omisiones en el cumplimiento de obligaciones fiscales”, indicó.

El jefe del SAT participó en la presentación de un estudio sobre evasión fiscal, organizado por la Universidad de las América Puebla (Udlap) y el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (Itesm).

“Las investigaciones son diversas y tienen que ver con los operativos que realizamos... estamos buscando qué empresas han tenido operaciones con estas estaciones de servicio, que se pueda presumir que han comprado combustible robado o que estén comprando o vendiendo facturas.

“También, desde el punto de vista de Pemex, estamos identificando quiénes pueden justificar su nivel de consumo de combustibles, dada la naturaleza de su negocio”, detalló.

Santín puntualizó que se trabaja en todo el país, con el mayor número de operativos en Puebla, Tlaxcala, Veracruz, Tamaulipas y Guanajuato, donde se cancelaron estaciones de servicio.