JOSÉ ANTONIO BELMONT |MILENIO DIGITAL
25 de mayo de 2015 / 08:15 a.m.

México.- Los focos rojos por inseguridad y violencia generada por el crimen organizado detectados por el INE para los comicios intermedios de junio próximo se han duplicado en comparación con los últimos dos procesos electorales.

De acuerdo con bases de datos del Instituto Nacional Electoral, en 2009 se reportaron 6 mil 376 Secciones de Atención Especial (SAE). En 2012 se registraron 9 mil 972 y para estos comicios se tienen contabilizadas 12 mil 57.

El aumento de estas secciones electorales "que presentan una dificultad extrema" para desarrollar las actividades de capacitación e integración de las mesas directivas de casilla, destaca en zonas de Guerrero, Michoacán, Tamaulipas, Nuevo León, y Jalisco, principalmente.

En el caso de Guerrero se tienen identificadas Secciones de Atención Especial en ocho municipios; casos como el de Chilpancingo se registra un incremento significativo, pues de pasar a reportar un solo foco rojo en los comicios de 2009 y 2012, respectivamente, se reportan 248 en estas elecciones.

En esta misma entidad, Iguala también tiene contabilizados aumentos significativos, ya que en los comicios de 2009 y 2012 no se tenían reportadas SAE; sin embargo, para junio próximo se tienen registradas 184.

Una situación similar ocurre en el caso de Pungarabato, donde pasaron de no tener ningún foco rojo en 2009, a detectar 20 en 2012 y ahora identificar 219.

En menor medida, Tlapa y Chilapa también han sufrido aumentos en las Secciones de Atención Especial: en el primer municipio se registraron crecimientos de 3, 6 a 16 focos rojos desde las elecciones de 2009 a las de este año. En el caso de Chilapa la tendencia fue de 2 a 17 y ahora 27 SAE.

En los distritos 4 y 9 de Acapulco también se contabilizan aumentos: en conjunto subió el registro de 38 en los comicios de 2009, a 105 en los de 2012, y son 185 los identificados para el 7 de junio próximo.

En el caso de Ayutla han presentado solo una Sección de Atención Especial en las dos últimas elecciones, tendencia que se mantiene en el actual proceso electoral; mientras que Zihuatanejo es la única que registra un decrecimiento al pasar de 11 en 2009, 20 en 2012 y ninguna para este 2015.

El comportamiento de Michoacán también destaca, donde la autoridad electoral tiene identificados 11 puntos con Secciones de Atención Especial. Es significativo el caso del municipio de Hidalgo, donde pasaron de no tener ninguna SAE en 2009, a contar con una en el pasado proceso electoral, y ahora reportar 224.

La tendencia contraria se presenta en Zitácuaro, donde hace dos procesos electorales se contabilizaron 226 focos rojos, 219 en el pasado, y en el actual solo se tienen registrados 3.

En puntos como Puruándiro, Zamora y Apatzingán se tienen ubicados aumentos mínimos desde la elección intermedia de 2009, seguida por la presidencial de 2012 y la actual.

El resto de los municipios como Lázaro Cárdenas, Jiquilpan, Zacapu, Morelia, Uruapan, Pátzcuaro se tienen reportados tendencias que se mantienen o disminuyen ligeramente de Secciones de Atención Especial en el proceso actual en comparación con los dos últimos.

EN EL NORTE

Respecto a Tamaulipas se tienen contabilizados ocho puntos con SAE, en el que la sección electoral de Río Bravo es el caso más notorio, pues en 2009 contaban con 2, en el pasado proceso se registraron 236, y el que se desarrolla actualmente se incrementaron a 408.

En el caso de Nuevo Laredo, Matamoros y Victoria se tienen identificados aumentos de, en promedio, 20 Secciones de Atención Especial; en caso contrario Ciudad Madero y Tampico registran descensos de aproximadamente 40 SAE; mientras que Reynosa y Ciudad Mante se mantiene su tendencia.

LAS SAE

Desde las elecciones federales de 2003, el entonces Instituto Federal Electoral (IFE) identificó con el nombre de Secciones de Atención Especial a aquellas que "presentan una dificultad extrema para desarrollar las actividades de capacitación electoral e integración de las mesas directivas de casilla, pero que a pesar de la problemática de la sección y con la aplicación de estrategias específicas, los vocales de Capacitación Electoral y Educación Cívica distritales consiguieron, en esos años, el número mínimo suficiente de ciudadanos aptos para integrar las mesas directivas de casilla".

Las características para que la autoridad electoral determine a una sección electoral como de atención especial son las geográficas, demográficas, fenómenos ecológicos y desastres, culturales, lenguas indígenas, inseguridad pública, conflictos comunitarios y zonas militares y navales.

Aunque en este caso solo se presentan las reportadas por inseguridad y violencia, el total de las Secciones de Atención Especial también reportan un ascenso desde los comicios de 2009 a los actuales a desarrollarse en junio próximo.

De acuerdo con información de la autoridad electoral, en total en 2009 se contabilizaron 20 mil 738 SAE; mientras que en los pasados comicios se registraron 24 mil 728 y en los actuales se tienen reportadas 29 mil 886, lo que representa un crecimiento de 44 por ciento.

NIVELES DE SAE

El Instituto Nacional Electoral clasifica dos tipos de Secciones de Atención Especial (SAE), de acuerdo con el nivel de complejidad que presentan.

La sección nivel 1 es aquella en la que a pesar de la problemática de ésta y con la aplicación de estrategias específicas de la Junta Distrital Ejecutiva, se cuenta con el número de ciudadanos aptos que provienen del listado de los ciudadanos sorteados, es decir, se aplica una estrategia preventiva para garantizar que al término de la primera etapa se cuente con la cantidad suficiente, o al menos requerida, de ciudadanos aptos obtenidos del listado de ciudadanos sorteados.

La sección nivel 2 es aquella en la que no se cuenta con el número de ciudadanos aptos obtenidos a partir del listado de los sorteados, aun cuando se apliquen mecanismos extraordinarios, por lo que es necesario recurrir al Listado Nominal de Electores de la sección, con el propósito de contar con ciudadanos aptos para designar funcionarios de casilla.