MILENIO DIGITAL
14 de octubre de 2016 / 03:13 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Los hijos de Joaquín El Chapo Guzmán, Archivaldo Iván y Jesús Alfredo, se deslindaron nuevamente de la emboscada a un convoy militar en Culiacán, Sinaloa, y aseguraron que no planean pelear con el gobierno, ya que eso significaría "cavar su tumba".

"Nunca hemos peleado contra el gobierno ni queremos hacerlo, eso sería prácticamente cavar nuestra tumba. Sabemos de carne propia la aplicación de alto nivel que puede ser ejercido por el Estado mexicano a través de las fuerzas armadas, ya que sin el uso de esta inteligencia no hubiera sido posible la detención de nuestro padre", dijeron en una carta que dio a conocer el abogado del capo, José Refugio Rodríguez.

Los hijos del capo rechazaron "tajantemente haber participado u ordenado el ataque con la aparente finalidad de rescatar a persona que ni conocemos ni no nos une lazo de sangre".

El 30 de septiembre, un convoy militar que trasladaba a un detenido herido a un hospital, identificado como Julio Óscar Ortiz Vega, El Kevin, fue emboscado por un comando sobre la carretera México 15 de Culiacán.

El Ejército señaló a los hijos de Guzmán Loera como probables responsables del ataque; sin embargo, estos se deslindaron al día siguiente.

En la carta, fechada el 2 de octubre, pidieron realizar una investigación científica, ya que las fuerzas armadas cuentan con "información privilegiada, así como acceso a equipos de espionaje valuados en millones de dólares que de haberlos utilizado tendrían plena seguridad de nuestra inocencia".

Los hijos del líder del cártel de Sinaloa afirmaron no tener cuentas en redes sociales, "no usamos y nunca hemos hecho uso de las redes sociales, las cuentas de Twitter a nuestro nombre son completamente falsas", aseguraron.