MILENIO DIGITAL|FRANCIUSCO GARCÍA DAVISH
7 de agosto de 2015 / 08:44 a.m.

Ciudad de México.- Tras anunciar la reinstalación de una barricada justo afuera de su domicilio particular, el fundador de los grupos de autodefensa de La Ruana, Hipólito Mora, dijo que las intimidaciones por parte de los grupos delincuenciales no cesan y no descartó que pudiera darse un enfrentamiento como el del pasado 16 de diciembre, donde 11 hombres murieron, incluido su hijo.

Aunque en la región de la Tierra Caliente del estado de Michoacán, las cosas parecieran estar en calma y la efervescencia de conatos de violencia parezca disminuir, "no deja de haber amenazas", recalcó Mora.

El líder de los también llamados guardias comunitarios, expresó que las personas de esta región solo "piden que los dejen vivir en paz", sin embargo, los rumores que llegan hasta sus oídos dicen que en cualquier momento "les van a caer" y que el 16 de diciembre en La Ruana puede repetirse.

En entrevista telefónica, el líder de los autodefensas, señaló que ellos se mantienen alerta, vigilantes, "tratan de protegerse sin dañar a nadie" y antes de que suceda otro enfrentamiento con el grupo de Luis Antonio Torres, El Americano, solicita que las autoridades atiendan su llamado, intervengan y garanticen la seguridad de las personas en esta región.

Ahora Hipólito Mora dice que él hace público lo que pasa, lo hace con desconfianza porque duda que se atienda la solicitud, piensa que las autoridades los pueden dejar a la deriva como lo hizo en el ex comisionado federal, Alfredo Castillo.

En el caso de la depuración de las fuerzas policiacas, comentó que ésta es un hecho y que van por la gente de El Chayo y de otros líderes delincuenciales.

Reiteró que "piden paz y que los dejen tranquilos", ya no quieren que a la cifra de 11 muertos del enfrentamiento en Felipe Carrillo Puerto se sumen más.

El 16 de diciembre, los grupos de Hipólito Mora y Luis Antonio Torres se enfrentaron en La Ruana, dejando un saldo de 11 personas muertas.