MILENIO DIGITAL
25 de agosto de 2015 / 07:52 a.m.

Michoacán.- Luego de que se difundiera un video donde se observa cómo un hombre ahoga a una menor de tres años, tras arrojarla en repetidas ocasiones a una alberca de un hotel en Morelia y sumergirla por varios segundos, autoridades informaron que este ya fue detenido.

La capturase realizó el pasado viernes y fue puesto a disposición de la Procuraduría General de Justicia de Michoacán, como sospechoso del homicidio de la menor.

La carpeta de investigación de la PGJE detalla que el acusado se encontraba hospedado en un conocido hotel de la capital michoacana, aprovechó que su pareja se encontraba dormida y se dirigió al área de albercas para lanzar a la menor a la piscina.

En el video que captaron las cámaras de seguridad del hotel se observa cómo este hombre arroja violentamente a la niña al agua, mientras él solo observaba desde fuera de la alberca.

En otras partes del video se captó cuando el hombre sumerge a la pequeña durante varios segundos, mientras ésta trata desesperadamente de salir del agua.

El detenido ya fue presentado ante el juez de control, quien resolvió vincularlo a proceso por el delito de homicidio calificado con agravantes de ventaja y traición.

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), a través del Ministerio Público, solicitó cuatro meses para concluir la etapa de investigación de la causa penal 116/2015 sobre el caso.

Al finalizar ese plazo, contado a partir del pasado 21 de agosto, el Ministerio Público puede solicitar una prórroga hasta de dos meses para concluir la investigación o acudir a la dirección de gestión para solicitar la audiencia de la etapa intermedia que es en la que se prepara el juicio oral, el cual se abre al público en general.

De acuerdo con los informes de la fiscalía estatal, la pareja intentó ocultar el crimen y trasladó a la menor a un hospital de la capital michoacana, donde trataron de argumentar que el deceso se derivó de una caída accidental de la menor a la alberca, cuando se encontraba sin la supervisión de un adulto.

Sin embargo, en la necropsia practicada a la víctima se concluyó que ésta murió a consecuencia de asfixia mecánica; es decir, que fue ahogada bajo presión y lo que con los estudios legistas se comprueban las imágenes mostradas en el material gráfico.

Hasta el momento no ha habido una postura de los hoteleros de Michoacán respecto al hecho, ya que aparentemente pudo haber un descuido total en el monitoreo de las cámaras de videovigilancia, que captaron los hechos.