27 de enero de 2015 / 01:29 p.m.

TRÍPOLI, Libia.- Hombres armados irrumpieron el martes en un lujoso hotel libio popular entre visitantes extranjeros, según un responsable de seguridad libia, tomando rehenes y matando al menos a tres guardias.

El suceso en el hotel Corinthia seguía en desarrollo, indicó el portavoz de la agencia de seguridad de Trípoli, Essam Al-Naas.

Cinco hombres enmascarados con chalecos antibalas irrumpieron en el recinto después de que los guardias de seguridad apostados en la puerta intentasen frenarlos, dijo un trabajador del hotel. Añadió que entraron en el edificio y dispararon al azar al personal que estaba en el lobby.

El empleado explicó que los asaltantes dispararon hacia donde se encontraba cuando abrió la puerta para ver qué pasaba. Junto al resto de la plantilla y huéspedes extranjeros huyeron del recinto por la puerta trasera hacia el estacionamiento.

Cuando llegaron al aparcamiento, un coche bomba estalló a unos cientos de metros de distancia. Dijo que eso sucedió después de que un equipo de seguridad entró en la recepción y abrió fuego sobre los asaltantes. Añadió que dos guardias fallecieron de inmediato. El trabajador habló bajo condición de anonimato por temor a represalias.

En el hotel había huéspedes italianos, británicos y turcos, pero a la hora del asalto estaba prácticamente vacío, explicó el empleado, que no estaba al tanto de la crisis de rehenes. Dijo que el primer ministro Omar al-Hassi, que está respaldado por una milicia, suele residir en el edificio pero que el martes no se encontraba allí. El hotel fue atacado antes en 2013, cuando fue secuestrado el ex primer ministro.

Desde la caída y muerte del dictador libio Moamar Gadafi en 2011, el país ha estado inmerso en una lucha de poder entre milicias y tribus rivales. La transición post Gadafi ha fracasado, y el país tiene dos gobiernos y parlamentos rivales — cada uno respaldado por una milicia distinta— que mandan un país dividido de facto en dos regiones, este y oeste. Trípoli ha sufrido una serie de atentados con bomba y balaceras en medio de la inestabilidad.

FOTO: Especial

AP