MILENIO DIGITAL
1 de junio de 2015 / 11:56 a.m.

México.- La Marcha Silenciosa por la Paz en México en apoyo a las fuerzas federales, convocada por organizaciones civiles, concluyó ayer con un toque de silencio y una ofrenda floral colocada en el asta bandera del Campo Militar Marte en honor a los efectivos castrenses, policías federales y marinos caídos en la lucha contra el crimen organizado.

En la primera marcha que se realiza en México en apoyo a la labor de las fuerzas armadas, los cerca de 400 participantes portaban pancartas, entre las que se leía: "justicia para los militares, ellos mueren por nosotros", "solidaridad con la familia de los militares", "no es fácil ser militar, por eso no cualquiera puede serlo".

A las 10:45 horas, salieron del Ángel de la Independencia, la mayoría vestidos de color blanco, algunos con rosarios y el Sagrado Corazón de Jesús en mano que utilizaron en el recorrido para rezar y pedir por la paz en México.

A diferencia de otras manifestaciones, donde los asistentes son vigilados por policías antimotines, en la de ayer fueron agentes de tránsito los responsables de hacerles valla, quienes en su mayoría eran mujeres.

La marcha fue encabezada por la banda de guerra del Colegio Alarid e integrantes de la Asociación de Charros de la Villa. En una gran manta se leía: "Repudio al cártel de Jalisco Nueva Generación. Exijimos combatir impunidad y complicidad", y otras con la consigna "Ya basta, militares encarcelados por cumplir su tarea".

Antes de iniciar la marcha, Isabel Miranda de Wallace, de la organización Alto al Secuestro, señaló que el objetivo de la convocatoria fue para "respaldar a las fuerzas armadas para recuperar la paz, no debemos ser mezquinos y escatimar el respaldo a las fuerzas federales". "No debemos dejar abandonadas a nuestras instituciones".

José Antonio Ortega, del Consejo Ciudadano para la Seguridad, explicó que es una movilización de "agradecimiento por lo que las fuerzas armadas hacen por nosotros, apoyamos su esfuerzo, sus víctimas son las nuestras y su sacrificio lo reconocemos y agradecemos, a sus familiares nuestra más amplia solidaridad".

Además, "es un llamado a la paz para que toda la sociedad se una, un apoyo a las familias de los caídos, a los que dieron la vida por México y construyen la paz desde las fuerzas armadas".

Durante la semana se informó que el punto de llegada de la marcha era el Monumento a las Víctimas, atrás del Campo Militar Marte, donde están los nombres de las miles de personas que han muerto; sin embargo, al pasar el Auditorio Nacional, se enfiló a la entrada de las instalaciones militares que sorpresivamente abrieron sus puertas para que entraran los participantes y rindieron los honores a los "héroes que mueren por los mexicanos".

Las organizaciones que convocaron son México Unido contra la Delincuencia, Movimiento Blanco, México SOS, Unión Nacional de Padres de Familia, Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior, entre otras.