MILENIO DIGITAL
21 de septiembre de 2016 / 10:24 a.m.

MÉXICO.- Los presuntos asesinos del sacerdote y vicario de la iglesia de Nuestra Señora de Fátima, en Poza Rica, ya fueron identificados por la Fiscalía de Veracruz; solo espera a que un juez gire la orden de aprehensión, dijo el fiscal Luis Ángel Bravo.

"En este momento es que estamos a horas de poder tener mandamiento de captura, ya estamos pidiendo órdenes de aprehensión, ya tenemos identidades", dijo en entrevista.

El fiscal afirmó que ya tenían identificado a uno de los principales autores.

"Eran conocidos de ellos (sacerdotes), hay diligencias desahogadas que en efecto sí se conocían (los sacerdotes y sus asesinos). Ya tenemos identificado a uno de los principales autores, ya hay datos de otras personas", mencionó.

Ayer el fiscal dijo que las víctimas convivían con los presuntos criminales que los mataron. "Víctimas y victimarios se conocían, estaban conviviendo y estaban libando (bebiendo) licor", indicó.

El funcionario negó que haya dicho que el crimen sea derivado de un "problema de borrachos".

"Mis comentarios no obedecen a señalamientos propios. Lo que yo compartí es que el contenido de la declaración de un testigo que conocía a las personas", justificó.

Explicó que el testigo, quien le hacía de comer y la limpieza a los sacerdotes, también es covíctima porque se lo llevaron, pero logró escapar cuando se aventó de la camioneta en movimiento en la que era trasladado.

Aseguró que el relato del auxiliar de los sacerdotes concuerda con sus lesiones, con las referencias del lugar y con los avances de la investigación ministerial.