28 de septiembre de 2014 / 05:14 p.m.

México.- Hasta la mañana de este sábado Rachel se mantenía como huracán categoría I en la escala de Saffir-Simpson, con vientos de 140 kilómetros por hora y rachas de 165 y se ubicaba a 760 kilómetros al oeste suroeste de Cabo San Lucas.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) informó que a pesar de la distancia que se encuentra de territorio nacional, continuará favoreciendo lluvias menores a 25 milímetros en costas occidentales de Baja California Sur, además de oleaje moderado.

Mientras tanto, una zona de baja presión que se ubica a 300 kilómetros al sur-sureste de Puerto Ángel, Oaxaca, presenta 20 por ciento de evolución ciclónica y debido a que interactúa con la Onda Tropical 32 favorecerá lluvias intensas con tormentas en Chiapas y Oaxaca, así como muy fuertes en Guerrero.

En lo que respecta a la onda tropical 32, este sistema cubre el sur y oriente de México y afecta incluso al centro del país al asociarse con flujo de aire húmedo sobre la Península de Yucatán.

Este sistema ocasionará lluvias intensas con zonas de tormentas en Veracruz y Tabasco; muy fuertes en el Estado de México, Morelos y Puebla; fuertes en Hidalgo, Distrito Federal, Tlaxcala, Campeche y Yucatán, y lluvias menores en Quintana Roo.

Por otra parte, los remanentes nubosos del sistema frontal número 4 afectarán el noroeste del territorio, generando lluvias menores a 22 milímetros en Sonora y Chihuahua.

Además, una zona de inestabilidad se mantendrá en regiones del occidente, norte y centro de México junto con los remanentes del frente frío Número 3 en el norte del Golfo de México hasta el noreste del país.

Debido a estas condiciones, se prevén nublados con lluvias muy fuertes acompañadas de tormentas en Jalisco; fuertes en Nuevo León, Tamaulipas, San Luis Potosí, Colima, Michoacán y Querétaro, así como lluvias de menor intensidad en Coahuila, Sinaloa, Nayarit, Durango, Zacatecas, Aguascalientes y Guanajuato.

La Conagua exhorta a la población a mantenerse atentos de los avisos que emiten esta instancia en coordinación con Protección Civil y las autoridades estatales y municipales, además extremar precauciones.

Lo anterior, toda vez que debido a las lluvias constantes de los últimos días es posible que en zonas urbanas puedan registrarse inundaciones y encharcamientos, además de deslaves en áreas montañosas, así como deslizamientos de laderas, desbordamientos de ríos y arroyos, o afectaciones en caminos y tramos carreteros.

FOTO: SMN 

NOTIMEX