MILENIO DIGITAL
14 de septiembre de 2017 / 05:11 p.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Max tocó tierra el jueves en el sur del Pacífico mexicano como huracán de categoría 1, y se prevé que avance hacia el interior del estado de Guerrero, una región en la que se incluye el puerto turístico de Acapulco.

El Centro Nacional de Huracanes emitió un aviso de prevención a causa de Max para el litoral entre Zihuatanejo y Punta Maldonado.

Max debe debilitarse conforme se interna en el estado, pero podría generar “inundaciones repentinas y precipitaciones que ponen en riesgo la vida” en las entidades de Guerrero y Oaxaca, de acuerdo con la agencia.

Max tenía vientos máximos sostenidos de 130 kilómetros por hora y su vórtice se localizaba a unos 90 kilómetros al este-sureste de Acapulco. Se desplazaba hacia el este a 13 kph, reportó el centro de huracanes.

La zona en la que Max tocó tierra no es un área muy poblada, en la que se ubican algunas aldeas de pescadores.

Acapulco, a unos 48 kilómetros del lugar en el que el meteoro tocó tierra, presenta fuertes vientos y lluvia que derribaron algunas ramas a lo largo del malecón principal.

Además el jueves, se formó la tormenta tropical Norma en el Pacífico y se prevé que se fortalezca en su paso hacia la zona turística de la Península de Baja California.

Norma se localiza a unos 580 kilómetros al sur de los centros turísticos de Los Cabos, en el extremo sur de la península.

La tormenta tiene vientos de 72 kilómetros por hora y se mueve al norte a 9 kph. De mantener ese trayecto, Norma podría alcanzar fuerza de huracán al aproximarse a Los Cabos entre domingo y lunes.

A principios de septiembre, Los Cabos fue golpeado por la tormenta tropical Lidia, causando al menos 5 decesos.


dezr