25 de febrero de 2014 / 08:18 p.m.

México.- La Procuraduría General de la República dio a conocer los detalles que llevaron a la plena identificación del líder del cártel de Sinaloa, Joaquín Loera Guzmán, a quien se le practicaron exámenes periciales para confirmar plenamente su identidad.

El director de la agencia de Investigación Criminal, Tomás Zerón de Lucio, informó que a "El Chapo" se le practicaron exámenes en materia de dactiloscopia forense, fisonómica y antropométrica, además de genética.

La coordinadora general de servicios periciales de la PGR, Sara Mónica Medina, detalló que en materia de genética se le realizó un raspado bucal a Joaquín Guzmán Loera para obtener muestras de ADN; indicó que contaban con los elementos en materia genética de familiares cercanos, mismas que resultó positivas.

La funcionaria comentó que se analizó la relación que tienen el parentesco paterno y familiares cercanos del capo que se encuentran detenidos.

En materia de identificación fisonómica y antropométrica, abundó que se hizo una comparación de las fotografías del primer ingreso de Loera Guzmán en 1993, al penal de máxima seguridad de La Palma, en el Estado de México; asimismo se tomaron medidas al capo con base en la cartilla de ingreso por primera vez del narcotraficante.

Sara Mónica dijo que en materia de dactiloscopia forense se le tomaron las huellas dactilares de los 10 dedos, huellas que se confrontaron con los registros que cuenta el gobierno federal del primer ingreso dl narcotraficante mexicana a prisión; las huellas son exactamente iguales a las huellas de los 10 dedos que se conocieron del capo, en 1993.

Tomas Zerón de Lucio manifestó que con esta información se concluye como positiva la identidad del hombre más buscando en el mundo con datos que ya fueron entregados a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada.

 

Redacción con información de Ruben Mosso