MILENIO DGITAL
27 de marzo de 2017 / 09:11 a.m.

MÉXICO.- El retorno masivo de migrantes a México puede ocasionar un serio problema, que se estima afectará hasta un millón de niños de padres mexicanos que nacieron en Estados Unidos y que carecen de nacionalidad.

En entrevista con MILENIO, Barbara J. Franco, directora ejecutiva de la American Benevolent Society, aseguró que este problema ocasiona que los menores no cuenten con la documentación necesaria que acredite su nacionalidad mexicana o incluso la estadunidense, lo que los coloca en una situación de invisibilidad para ambos países.

"El estimado, pero no probado de ninguna forma, es que pudieran ser un millón o más, pero hay que decirlo con mucho cuidado, porque nadie lo quiere afirmar de manera oficial, ya que implica necesidades para contabilizarlos", puntualizó.

Al respecto se encuentra el estudio realizado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en conjunto con la Unicef, en el que se identifica a 550 mil 492 niños de padres mexicanos nacidos en EU, de los cuales 287 mil (52 por ciento) no cuentan con un acta de nacimiento mexicana. Mientras que la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) identifica más de 350 mil.

Franco explicó que en muchos casos, la situación migratoria de sus padres en Estados Unidos se convierte en un impedimento para tramitar los documentos de identificación que acrediten su nacionalidad; así como para acercarse a los consulados y obtener la doble nacionalidad.

La falta de documentos, el miedo a la deportación y la ignorancia son algunas de las causas por la que estos menores no se acercan a las autoridades competentes de ambos países y con ello poder acceder al derecho básico que tienen a una identidad.

De acuerdo con datos de la cancillería mexicana, entre octubre de 2015 y 2016, los consulados de México en Estados Unidos reportaron apenas haber atendido a 271 mil 515 personas para obtener el trámite de la doble nacionalidad.

Por lo que al momento en que regresan los menores a México y a pesar de tener derecho a la nacionalidad mexicana, se enfrentan a una situación de ilegalidad en su propio país, sin poder acceder a servicios de salud o educación por la falta de papeles.

"Problema político"

Cuestionada por la posibilidad de que estas cifras se incrementen aún más con las nuevas políticas migratorias en Estados Unidos, Barbara Franco consideró que aún es prematuro conocer el impacto que tendrán, ya que es un tiempo de mucha volatilidad política, por lo que aún cuando existe el riesgo de que aumente, es un problema político que debe ser atendido.

Sin embargo, la directora ejecutiva de la American Benevolent Society señaló que durante los últimos siete años han comenzado a apoyar a estos menores para que obtengan la nacionalidad estadounidense y con ello contribuir a que también obtengan la mexicana, lo que les permita contar con una identidad.

"Desde la perspectiva de Estados Unidos, (estos niños) tienen un derecho humano básico ya que son norteamericanos y en el momento que cruzan la frontera para regresar a México son binacionales sin importar la situación migratoria de sus padres", dijo.

Para ello, agregó, es fundamental que los padres de estos niños realicen su trámite ante el Departamento de Estado a través de la embajada o los consulados de Estados Unidos en México en donde pueden solicitar una tarjeta de identificación o un pasaporte con el que se acredite su nacionalidad.

Aclaró que en Estados Unidos contar con un acta de nacimiento estatal no necesariamente los identifica como ciudadanos estadounidenses, ya que un documento emitido por la autoridad federal es la única forma de obtener la ciudadanía a la que tienen derecho.

No obstante, la sociedad trabaja en el despliegue de una campaña preventiva para que los padres realicen el trámite de sus hijos antes de salir del país vecino y previo a cumplir los 18 años de edad.

American Benevolent Society es una asociación de asistencia privada que se ha dedicado durante 150 años a apoyar a ciudadanos estadounidenses que radican en nuestro país y que al identificar esta problemática han apoyado a este sector de la población, que es altamente vulnerable.