5 de enero de 2015 / 01:31 p.m.

 

Guerrero.- La Fiscalía General del Estado (FGE) tiene un móvil y al menos identificó a un probable responsable del asesinato del sacerdote Gregorio López Gorostieta, reveló el arzobispo de Acapulco, Carlos Garfias Merlos.

En un comunicado, el prelado dijo que de acuerdo con información que el fiscal general, Miguel Ángel Godínez Gómez, le proporcionó en días pasados la indagatoria presenta importantes avances y se espera que en breve revele datos importantes.

Sobre la investigación del crimen del párroco Gregorio López, quien fue encontrado muerto el pasado 25 de diciembre, el arzobispo reveló que la fiscalía ya conoce el el móvil del secuestro y asesinato, así como la persona responsable del homicidio.

En relación al crimen, el fiscal de Guerrero, dijo que el padre Gregorio López murió por asfixia, y no por un disparo de arma de fuego como se había informado previamente.

El fiscal general dijo que el sacerdote prácticamente fue asesinado de inmediato tras haber sido capturado.

"(El cuerpo) estaba en estado de descomposición, dejaron el cuerpo tirado a un costado de la carretera federal", detalló.

El párroco López Gorostieta fue obligado a salir del Seminario Mayor "La Anunciación", ubicado en Pungarabato, en la región de la Tierra Caliente luego de las 23:30 horas del domingo 21 de diciembre.

Garfías Melos atribuyó el crimen del clérigo a que este habría señalado a un grupo criminal por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa ocurrida entre los días 26 y 27 de septiembre en Iguala, Guerrero.

Aunque no dio más detalles sobre las indagatorias, adelantó que será el fiscal general quien dará a conocer los datos que están en reserva porque la investigación está en proceso, pero ya saben quien fue y en razón de que se cometió el crimen, "que es lamentable", reveló.

El prelado de la iglesia católica insistió que hasta no tener la certeza de lo que ocurrió con el sacerdote, López Gorostieta, no se puede compartir información, aunque la investigación va avanzada.

"El móvil y la razón con toda puntualidad no lo dijeron, quieren identificar con toda seguridad al probables responsable y proceder a detener a la persona", dijo el arzobispo quien informó que a la fecha se ha reunido hasta en tres casiones con el Fiscal General, Miguel Ángel Godínez, por lo que consideró que la investigación del crimen en agravio del sacerdote es seria.

FOTO: EspecialMILENIO DIGITAL/JAVIER TRUJILLO