MULTIMEDIOS DIGITAL
1 de agosto de 2016 / 07:04 p.m.

CUIDAD DE MÉXICO.- Tras la polémica que se ha generado por las uniones del mismo sexo en el país, la arquidiócesis de México dio a conocer que la Iglesia Católica se opone al matrimonio igualitario espiritual, debido a que este tipo de uniones “generaron un grave daño espiritual”.

Afirmó que aunque el Estado vuelva legal este tipo de matrimonio, no lo hace moral, esto en relación con la iniciativa del presidente Peña Nieto, que busca reconocer este tipo de enlaces a nivel nación.

En una de sus ediciones la editorial del seminario católico Desde la fe, aseguró que la iglesia no discrimina a los homosexuales, sino que no quiere que “sean utilizados como simples objetos de placer, sino que respete su inestimable dignidad de hijos del Padre Celestial.

El medio de comunicación argumento que el catecismo es un modo de enseñanza donde se inculca que las relaciones homosexuales no pueden recibir aprobación, pero que también se enseña, y reconoció, que los homosexuales “deben ser acogidos con respeto, compasión y delicadeza. “Se evitará todo signo de discriminación injusta”, recalcó el medio.

“A quien tiene una desviación sexual, la iglesia quiere ayudarle a controlarla, no a entregarse a ella”, afirmó.

El seminario católico recalcó que la Iglesia mira “con compasiva comprensión a los homosexuales, se preocupa por ellos y los exhorta a esforzarse a vivir en continencia y castidad, fortalecidos con la ayuda sacramental”.

El medio aprovechó para aclarar que cuando el Papa Francisco dijo “¿Quién soy yo para criticar?”, en el supuesto de que una persona gay se acercara a Dios, no significa que el pontífice argentino aprobara la relación homosexual, sino que invitaba a los homosexuales “a acercase a Dios”, y a experimentar la dicha y la paz de almoldar su vida a las divina voluntad”.