MILENIO DIGITAL
15 de diciembre de 2015 / 11:20 a.m.

Ciudad de México.- Autoridades eclesiásticas pedirán al Papa Francisco que se reúna con los familiares de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala el año pasado, dijo el padre Alejandro Solalinde.

El Sumo Pontífice viajará a México el 12 de febrero de 2016. Durante su estancia, se reunirá con el presidente Enrique Peña Nieto, con obispos y visitará el penal de Ciudad Juárez, en Chihuahua.

"Es posible la reunión porque la agenda del Papa la están administrando el poder civil y eclesiástico. Me parece justo porque Ayotzinapa es un símbolo de lo que pasa en México. (La petición) tiene que ser en espacios eclesiásticos. Yo pienso que las autoridades encargados de esto tiene que ser en la provincia de Acapulco que son los pastores que están directamente encargados de todo esto, pero prácticamente todos los pastores de la República Mexicana tienen un grupo de personas desaparecidas", dijo en entrevista.

Solalinde explicó que el representante del Vaticano en México, Christopher Pierre, visitó Ayotzinapa e informó al Sumo Pontífice sobre la situación que se vive en la localidad.

"El representante natural del Papa aquí es el señor Nuncio apostólico Christopher Pierre. No hay que olvidar que él es el vocero del Papa pero además él estuvo en Ayotzinapa y él dijo que el Papa estaba enterado de todo esto y está de su lado", detalló.

El sacerdote dijo que si la reunión de los padres de los estudiantes desaparecidos de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa no se realiza, sólo sería porque el gobierno federal lo impida.

"El único obstáculo que impediría esta reunión será por parte el gobierno. Yo estoy haciendo solamente un llamado, pero hay autoridades para esto, los que guían realmente a las familias y a todos los demás, tienen que decirle de viva voz al Papa lo que está pasando: que en México simplemente las personas desaparecen", afirmó.