1 de enero de 2014 / 02:51 a.m.

Chilpancingo.- Feligreses católicos indígenas de la localidad de Atliaca, municipio de Tixtla decidieron impedir el ingreso del sacerdote a la iglesia para oficiar misa, porque violenta sus tradiciones y los cobros excesivos en los servicios religiosos.

Este día los feligreses inconformes acudieron a esta ciudad para solicitar la intervención de las autoridades en materia religiosa del gobierno del estado y de la Diócesis de Chilpancingo-Chilapa, quienes conocen las irregularidades del sacerdote Carlos Cristino Luna.

Federictor Juárez Cabrera, uno de los líderes de los inconformes, informó que durante los últimos dos domingos los feligreses han sostenido enfrentamientos a gritos y jalones, por un lado en defensa de tradiciones, y otro por el clérigo, quien llegó hace tres meses.

Acusaron que el sacerdote cobra una misa particular en 150 pesos, cuando de acuerdo con las tarifas del obispado es de 60 pesos; para celebrar una boda religiosa el costo es de 250 pesos, y la tarifa oficial es de 100 pesos.

Pero además el sacerdote ha decidido instrumentar la lectura bíblica entre los católicos, según ellos, un libro recopilado por el propio clérigo porque no se trata de la misma versión que ellos tienen; otro punto es que ha pedido deshacerse de imágenes católicas.

El dirigente de los feligreses inconformes advirtió que permanece latente un posible enfrentamiento entre los grupos. Mientras tanto el sacerdote decidió convocar desde la mañana de hoy a una misa en la explanada de la población, porque le han impedido el ingreso al templo.

NOTIMEX