20 de febrero de 2014 / 09:05 p.m.

Ixtenco, Tlax.- Autoridades municipales y educativas de este municipio, único lugar de Tlaxcala donde aún se habla el otomí, implementaron un programa destinado al rescate y preservación de esta lengua, de cara a la celebración del Día Internacional de la Lengua Materna.

María Miriam Cabrera López, titular de la Sindicatura del ayuntamiento de Ixtenco, dijo en entrevista con Notimex que entre las actividades que incluye este programa se encuentra la creación de un coro que interprete canciones en esta lengua en actos cívicos y culturales.

"Ixtenco tiene una población de alrededor de 7 mil 800 habitantes y de ellos sólo las personas mayores de 50 años hablan de manera regular el otomí, es por eso que estamos llevando a cabo un proyecto que se llama Cantemos Otomí".

Esta actividad, "busca que de aquí al mes de junio tengamos un coro que pueda cantar en otomí y puedan participar en actividades populares y culturales", enfatizó la síndico municipal y creadora del programa de rescate del otomí.

Dijo que es lamentable que sólo las personas adultas sigan practicando la lengua, "por lo que estamos implementando en las escuelas que los niños practiquen desde el preescolar hasta la primaria”.

Detalló que "en este momento contamos con un jardín de niños donde se practica, así como una escuela primaria bilingüe".

Resaltó que en otras acciones para conservar la cultura otomí de este municipio, el cual se encuentra a sólo dos kilómetros del Pueblo Mágico de Huamantla, "hemos realizado obras como la creación de la Galería Pictográfica de Ixtenco, la cual se inauguró el pasado 8 de enero".

Asimismo, se contempla la apertura de un museo comunitario "el cual está previsto para que se inaugure en el mes de junio y el que contará con piezas donadas por las familias, como artesanías como piezas de pepenado - blusas tejidas a mano-, cosas que nos identifiquen mucho como etnia otomí".

Expuso que la galería pictográfica inaugurada a principios del año, cuenta con obras realizada por artesanos de la población, "los cuadros están hechos en óleo y semillas, y los cuales representan las principales actividades y costumbres de la población".

"Tratan temas como la feria de Ixtenco, los moles conocidos aquí como matumas, que no es otra cosa que en los barrios se ofrecen comidas con chile de guajillo y masa, así como el famoso atole agrio de la región".

Notimex.