MILENIO DIGITAL
7 de enero de 2017 / 01:05 p.m.

CHIAPAS.- Un grupo de personas quemaron el Palacio Municipal de Copainalá y vandalizaron una gasolinera para protestar por un asesinato.

El incidente ocurrió anoche, cuando los habitantes del municipio chiapaneco llegaron a la alcaldía, quemaron las oficinas, la gasolinera y la casa de la presidenta municipal, Ana Isabel Bonifaz de Martínez.

Según testigos, la banda delictiva "Alcaraz" asesinó a dos personas en el municipio.

Ante ello, pobladores de los ejidos Rosario y La Candelaria, acusaron a la alcaldesa del Partido Verde Ecologista de México de proteger y permitir la huida de los homicidas, porque, presuntamente, uno de sus cuñados está ligado al grupo delincuencial.

Familiares de los fallecidos señalaron que hubo irregularidades con los médicos forenses durante el levantamiento de los cuerpos, por parte de peritos y ministerios públicos, debido a presuntas órdenes que habría instruido la presidenta municipal para evitar la aprehensión de los homicidas.

Debido a que la situación en el municipio es hostil, elementos de la Policía Estatal y de la Procuraduría general de Justicia estatal para resguardar la zona.