10 de enero de 2014 / 09:33 p.m.

Guadalajara.- Jalisco es modelo a nivel nacional en formalización de empleo, con siete mil 238 jornaleros agrícolas dados de alta ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), informó la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

La dependencia informó que en 2013 realizaron 208 inspecciones a empresas agrícolas en los municipios de Autlán de Navarro, Talpa de Allende, San Martín Hidalgo, Jocopecec, Atenguillo, Gómez Farías, Ciudad Guzmán, Sayula y Tamazula.

Informó que en estos municipios encontraron a jornaleros agrícolas mayores y menores de edad, que laboran bajo condiciones que violaban sus derechos laborales.

Indicó que como consecuencia de lo anterior, se impusieron multas millonarias a distintas empresas agrícolas: una de ellas por tres millones 885 mil 660 pesos a la empresa Casillas ubicada en Autlán de Navarro; otra más de un millón 745 mil 430 pesos a Bioparques de Occidente.

Otra de un millón 133 mil 300 pesos a la representada por Alberto Gómez Bucio, con domicilio en la colonia Jardines del Sol, del municipio de Autlán de Navarro Jalisco; y una más de un millón 133 mil 300 pesos a otra empresa, ubicada en el municipio de Cocula.

Con estas acciones, aseguró que la entidad busca incentivar y sensibilizar a los productores agrícolas para que promuevan la afiliación de trabajadores del campo.

El objetivo es que faciliten el cumplimiento de las obligaciones en materia de seguridad social, que a partir del 1 de enero del 2014 entraron en vigor, como las modificaciones al decreto presidencial por el cual, se otorgan beneficios fiscales a los patrones y trabajadores del campo.

Las principales modificaciones son para beneficiarse de la exención parcial de la obligación de pagar cuotas obrero-patronales a los patrones del campo y trabajadores eventuales del campo.

El porcentaje promedio del total de los trabajadores eventuales del campo a mantener inscritos, con un salario base de cotización superior a 1.68 veces el salario mínimo del área geográfica, debe ser en el primer trimestre del 15 por ciento, el segundo del 25, el tercero del 35 y el cuarto de 50 por ciento.

Con esto, la modificación pretende beneficiar a los trabajadores del campo, al prever el porcentaje de jornaleros inscritos al IMSS que debe mantener inscritos el patrón y el incremento anual de afiliación, para ser objeto del beneficio fiscal.

Por su parte, el IMSS podrá emitir las reglas generales que prevea los mecanismos necesarios para garantizar la individualización de las cuotas obrero-patronales.

Así como propiciar que la inscripción de los trabajadores sea ágil oportuna y efectiva; facilitar que el trabajador eventual del campo pueda solicitar su inscripción de forma directa al IMSS.

También el Instituto será el encargado de emitir las reglas que faciliten el acceso oportuno de los trabajadores y sus beneficiarios a las prestaciones correspondientes de enfermedades, maternidad y guarderías, tanto en el lugar donde estén laborando o en sus lugares de origen.

Los patrones del campo que incumplan las obligaciones a su cargo, tanto en el IMSS y demás disposiciones oficiales, perderán estos beneficios fiscales y en caso de ser necesario el Instituto Mexicano del Seguro Social, hará efectivos los créditos fiscales.

El decreto entró en vigor el pasado 1 de enero, concluye el 31 de diciembre de este año.

Notimex.