MULTIMEDIOS DIGITAL | RUBÉN MOSSO 
28 de agosto de 2015 / 01:41 p.m.

Ciudad de México.- Calixto Estrada Castillo, ex propietario del predio que fue usado por el capo Joaquín El Chapo Guzmán, para escapar del penal de máxima seguridad del Altiplano, en el Estado de México, el pasado 11 de julio, ya es indiciado.

Funcionarios del gobierno federal informaron que la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) indaga a Calixto como probable responsable del delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita por haber recibido un millón y medio de pesos por la venta del terreno.

Indicaron que el martes de la presente semana, Calixto acudió con su abogado a las instalaciones de la SEIDO para aportar pruebas de que vendió el terreno el año pasado.

En la propiedad que vendió se edificó un inmueble, donde se cavó un túnel que conectó con la celda de El Chapo, ubicada en el área de tratamiento del mencionado centro penitenciario.

El predio que Calixto cedió se localiza en la colonia San Juanita, en Almoloya de Juárez.

Pese a que su situación ministerial cambió, el agente del Ministerio Público Federal lo dejó retirarse de las instalaciones de la SEIDO, bajo las reservas de ley.

La Procuraduría General de la República (PGR) investiga qué especialistas participaron en la obra de ingeniería que facilitó la huida del capo del cártel de Sinaloa, ya que lograron evitar un espejo de agua que se encuentra entre el penal y el inmueble donde se inició la excavación.

En la excavación del pasaje participaron al menos diez personas, mismos que no eran residentes del municipio mexiquense de Almoloya de Juárez.

El inmueble que permanece en obra negra y se edificó en la colonia Santa Juanita para cavar el túnel que conecta con el penal federal, fue erigido de forma rápida y cuenta con una loza delgada.