MILENIO DIGITAL
4 de enero de 2018 / 08:44 a.m.

MÉXICO.- Para la Procuraduría General de Justicia de Ciudad de México, los homicidios de las modelos sudamericanas Génesis y Karen Ailen no tienen relación entre sí, aunque ambas compartían una amistad consecuencia de su trabajo en sitios de internet como ZonaDivas.

El procurador capitalino, Edmundo Garrido, fue claro al establecer que los asesinatos de ambas mujeres, ocurridos en diciembre pasado, tuvieron características distintas que no las interrelacionan.

“Hay un hecho que aconteció el 5 de noviembre sobre una chica extranjera también, son hechos similares, pero el modus operandi es distinto, a través de asfixia y con instrumento punzocortante.

“Los datos que tenemos de la descripción que nos dan del sujeto es de 25 a 30 años de edad, pero es en un lugar totalmente distinto, o sea, no hay vinculación entre este hecho y el anterior”, dijo al anunciar la consignación del presunto homicida de Karen Ailen.

La venezolana Génesis fue ultimada en un hotel de la delegación Venustiano Carranza, donde un desconocido la estranguló y apuñaló.

De este hecho las autoridades judiciales aún no identifican al responsable, pero derivado de la amistad que ambas mujeres mantenían por su trabajo como escorts y edecanes, fue Karen quien alertó de la ausencia de su amiga en sus cuentas personales de las redes sociales.

Al darse a conocer conversaciones que Karen sostuvo con sus familiares en Argentina se desprende que tenía miedo tras la muerte de su amiga originaria de Venezuela, por lo que un día antes de su asesinato les anunció que viajaría de regreso para pasar las fiestas de fin de año.

Una de las líneas de investigación que también sigue la policía es una presunta red de tráfico de mujeres, a quienes contactan en varios países de Sudamérica bajo la promesa de convertirlas en actrices, pero al llegar a México son obligadas a servir como damas de compañía.

El actor de teatro Alejandro Axel Arenas permanecerá en prisión preventiva después de que un juez calificó de legal su detención.


mmr