MULTIMEDIOS DIGITAL
17 de mayo de 2016 / 09:06 a.m.

México.- Clara González Gómez, la única testigo de la presunta ejecución de 22 personas dentro de una bodega en Tlatlaya, no recibió ninguna indemnización por reparación de daños, a pesar de que la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas entregó 22 millones de pesos a 37 familiares de cinco personas que fueron asesinadas en ese lugar.

El pasado 30 de junio de 2014 durante un enfrentamiento militar murieron cuatro personas, tres más por fuego cruzado, 12 personas fueron asesinadas arbitrariamente por personal militar y tres más fueron movidos de su ubicación, lo que "hace presumir que fueron privados de su vida de manera arbitraria". Tres personas más sobrevivieron al enfrentamiento, una de ellas es Clara González Gómez, quien además es madre de una de las víctimas.

Santiago Aguirre, abogado de la mujer dijo que para ecibir la indeminización es necesario cumplir con cuatro requisitos: estar inscritos al Registro Nacional de Víctimas (Renavi), solicitar el acceso a los recursos del Fondo, no haber recibido ningún apoyo económico de la Administración Pública Federal y la resolución de un organismo público de protección de derechos humanos.

"Clara cubre los cuatro supuestos", declaró Santiago Aguirre, el defensor, pero aún así no le fue entregada ninguna cantidad de dinero, a pesar de que en lugar fue asesinada su hija Erika.

"Puede ser un factor en que la CEAV en los casos de ejecución consideró, probablemente como base, la consignación de PGR y reconoce que solo hubieron 8 ejecuciones, entre esas 8 no está la hija de Clara", comentó.

Clara González, recalcó que fueron los militares quienes mataron a su hija y que autoridades del gobierno del Estado de México la agredieron verbal y psicológicamente para que firmara una declaración falsa.

"Para dar mi testimonio, lo dí, porque me armé de valor porque vi que estaba diciendo el gobierno que le daba la gracias a su Ejército porque habían abatido a 22 delincuentes y habían dicho un sin fin de cosas y pues yo veía las noticias, y con me armó de valor para hablar, porque dije 'eso no es', es mejor hablar que una información que no es realidad", dijo.