MILENIO DIGITAL
15 de junio de 2017 / 08:49 a.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- Luego de cinco años de litigio, la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación puso fin a un juicio que entablaron dos madres contra el Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMYM), porque sus hijos fueron intercambiados al nacer en el Hospital Materno Infantil.

La Sala amparó a las mujeres para que sean indemnizadas por el ISSEMYM; en una primera instancia, el juez consideró que el instituto tenía que subsanar con 50 millones de pesos el daño causado a la salud psicológica, física, emocional y moral de las familias.

De acuerdo con registros judiciales, las madres acudieron a dar a la luz al Hospital Materno Infantil en 2012.

Las mujeres dieron a luz a varones, casi a la misma hora y después abandonaron el hospital sin saber del cambio de los niños.

Tras un año del nacimiento, uno de los matrimonios inició un proceso de divorcio, por lo que la mamá exigió al padre la pensión alimenticia, pero el hombre se negó, porque alegó que el niño no era su hijo.

Esto los llevó a que se practicarán exámenes de ADN y los análisis pusieron al descubierto que ninguno de ellos era padre del menor.

Ante esta situación, solicitaron la intervención de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México, quien logró localizar a la otra familia que estuvo en el mencionado nosocomio y que también conoció a su hijo el mismo día que la pareja que entró en conflicto.

En 2014, un juez ordenó que los niños fueran entregados a sus padres biológicos; asimismo, las familias iniciaron un juicio contra el ISSEMYM, el cual declaró que la responsabilidad era de los doctores que atendieron los partos.

No obstante, la Corte ratificó que la responsabilidad es del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios, por lo que ahora deberá indemnizar a las familias.

mmr