30 de junio de 2014 / 02:34 p.m.

México.- La medición del Índice de Masa Corporal (IMC) no detecta el exceso de grasa en niños que tienen un peso correcto, lo que podría omitir a 25% de infantes que por la gran cantidad de adiposidad se considerarían obesos.

Francisco López Jiménez, cardiólogo de la Clínica Mayo, advirtió que, según un estudio sobre el tema, se necesita investigar más en los niños para determinar la posible repercusión de tener mucha grasa dentro del contexto de un IMC normal.

Se debe reconocer ese problema y aplicar técnicas de composición corporal para detectar la obesidad en las primeras etapas, advirtió el autor del estudio publicado electrónicamente en Pediatric Obesity.

El también director de Cardiología Preventiva en Mayo Clinic de Rochester, Minnesota, aseguró que esa situación “representa un grave problema para la salud a largo plazo”.

El IMC es altamente específico para identificar la obesidad infantil, pero su sensibilidad es moderada frente a la realidad que se vive en niños con peso normal y exceso de grasa.

Detalló que en el meta-análisis, los científicos utilizaron 37 estudios propicios que evaluaron a 53 mil 521 pacientes, cuya edad se encontraba entre cuatro y 18 años.

Además, recordaron que en un estudio de varios años de investigación en adultos, también hay casos con un IMC normal pero con un gran porcentaje de grasa corporal.

El investigador resaltó que esta es la primera revisión sistemática y meta-análisis que se realiza para evaluar el rendimiento diagnóstico del IMC, para identificar el exceso de grasa corporal, comparado frente a las técnicas consideradas como la norma de referencia para medir la obesidad.

Entre ellas, agregó, están la medida del grosor de los pliegues cutáneos y la absorciometría con rayos X de energía dual, que sirve para medir la composición corporal y el contenido de grasa.

Al respecto, la primera autora del estudio e investigadora en endocrinología pediátrica del Centro Pediátrico de la Clínica Mayo, Asma Javd, resaltó la importancia de este descubrimiento, sobre todo porque la obesidad infantil pude conducir a mayor riesgo de diabetes tipo 2 y a enfermedad cardiovascular.

"Nuestra investigación plantea la inquietud de que es muy probable omitir a un gran grupo de niños que posiblemente corre el riesgo de padecer estas enfermedades a medida que avanza en edad".

"Esperamos que los resultados sirvan para iluminar a médicos, padres de familia, funcionarios de la salud pública y diseñadores de políticas".

Además, dijo que la obesidad con peso normal puede conducir a prediabetes, a síndrome metabólico y a muerte por motivos cardiovasculares.

FOTO:

NOTIMEX