NOTIMEX
19 de febrero de 2016 / 08:23 a.m.

México.- El presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello, informó que no adelantará cifras respecto al costo que representará la organización de la elección para la Asamblea Constituyente del 5 de junio, aunque “estamos tratando de hacer un ejercicio a la baja”.

Entrevistado al término de la sesión extraordinaria que celebró el Consejo General, precisó que el INE no puede hacer del tema presupuestario un tema que impida, retrase o que “boicotee” el desarrollo de los comicios.

Ofreció dar a conocer las cifras hasta que estén debidamente consolidadas, sobre todo cuando se trata de la segunda elección más grande del país, sólo después de la del Estado de México.

“Es la más grande de las 14 elecciones que se van a llevar a cabo porque implica un listado nominal de alrededor de siete millones y medio de ciudadanos”, subrayó Córdova Vianello.

Refirió que tan solo las cifras de las prerrogativas de los partidos políticos, incluyendo las de radio, las franquicias postales y telegráficas rondan el orden de los 115 millones de pesos.

Además, se busca hacer un ajuste a la baja del costo de operación “pero sí, hasta que no tengamos las cifras finales, las cifras que serán solicitadas para tal efecto no quisiera especular”.

Sobre el monto por 403 millones de pesos que autorizó la Junta General Ejecutiva del INE para la elección del Constituyente por 301 millones de pesos, y para las extraordinarias de Centro, Tabasco y Chautla, Estado de México, así como un evento pendiente derivado de la elección de Colima realizada el 17 de enero, por 102 millones de pesos, aclaró que se trata de adecuaciones.

“La Junta General Ejecutiva autorizó una serie de adecuaciones para poder sufragar los gastos no previstos en el presupuesto de la elección del Constituyente de la Ciudad de México, pero todavía tendrá que hacerse un trámite, porque esos son gastos que con toda responsabilidad estamos enfrentando”, anotó.

Resaltó que la elección de 60 diputados constituyentes no puede detenerse; “de hecho es una elección que se está realizando en tiempos muy justos”.

De tal suerte, concluyó, que “quiero ser muy enfático, se trata de un gasto que está comenzando a sufragarse, a costearse pero que no está, no forma parte del presupuesto del instituto y por lo tanto de ese presupuesto en su momento tendrá que autorizársele y que resarcírsele al propio instituto”, concluyó.