8 de febrero de 2014 / 07:55 p.m.

México.- El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) informó a la Cámara de Diputados que actualmente no cuenta con una plantilla humana ni con los recursos financieros para levantar una encuesta para la planeación y programación del apagón analógico en el resto del país.

Dijo es necesario un compromiso por parte de la institución responsable de la política del apagón analógico, para financiar los recursos presupuestales implicados.

Recordó que se levantó la Encuesta sobre la Penetración de la Televisión Abierta en los Hogares (ENPETAH), para un total de nueve áreas metropolitanas.

En el 2013, agregó, la Cofetel solicitó el levantamiento de la ENPETAH adicionando 22 áreas metropolitanas; sin embargo, no se materializó.

Aclaró que el apagón analógico debe ser un esfuerzo coordinado entre la institución responsable de la política y el INEGI.

El instituto, precisó que puede aportar la infraestructura de recolección de datos. “Si este vinculo no se da, existen riesgos de que la información generada no sea útil para el seguimiento de la política diseñada para este propósito”, afirmó.

De igual modo, resaltó, que es competencia de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturas, recomendar cuál sería el mejor lugar para el establecimiento de los centros de acopio para aparatos obsoletos.

Por ello, estimó, “es posible fabricar rápidamente una primera idea sobre la situación imperante en el país en este terrero, si de habilitar centros de acopio para recibir residuos tecnológicos se trata”.

Por otra parte diputados requirieron al INEGI aplicar las encuestas en los hogares para conocer cuál ha sido el avance de la transición de televisores análogos a digitales y recomendar cuál sería el mejor lugar para el establecimiento de centros de acopio para aparatos obsoletos.

Argumentaron que en 2012 se comercializaron más de un millón de televisores análogos y la cantidad aumenta notoriamente.

Hasta el momento el Gobierno federal no ha realizado ningún pronunciamiento para establecer una política pública sobre el destino de los televisores analógicos desechados y por desecharse, destacando que, en la ciudad de Tijuana, más de 60 mil aparatos terminarían contaminando el relleno sanitario municipal.

El costo estimado de este proyecto de transición ascendía a 17 mil millones de pesos (Cofetel, 2012); tan sólo entre 2010 y 2012, la tasa de sustitución de televisores análogos a digitales presentó un índice del 70.5 por ciento, es decir, las medidas que se han tomado aceleraron la sustitución de aparatos, mencionaron.

Además, precisaron que el 94.7 por ciento de los hogares en todo el país cuentan con televisión, sin embargo, la penetración digital es del 21.3 por ciento, mientras que en 2010 la tasa era del 13 por ciento (Cofetel 2012).

Notimex.