23 de enero de 2015 / 01:40 p.m.

Tokio.- El grupo extremista Estado Islámico (EI) emitió una nueva amenaza contra los dos rehenes japoneses, luego que venció el plazo para que el gobierno de Tokio desembolsara un rescate de 200 millones de dólares.

Una publicación en línea muestra un reloj de cuenta regresiva en cero junto con imágenes de otros rehenes que han sido decapitados por el grupo, así como una advertencia de que la "cuenta atrás ha comenzado".

En el pasado, este sitio web ha publicado varios de los vídeos de los yihadistas del EI antes que cualquier otro portal relacionado con los extremistas, señaló la cadena Nippon Television Network.

Japón prosigue sus esfuerzos para salvar la vida de dos hombres secuestrados por el Estado Islámico (EI), que dio un plazo de 72 horas para el pago de un rescate de 200 millones de dólares, que ya se venció.

"La situación sigue siendo muy grave, y sólo trabajamos para que sean liberados lo antes posible", dijo el secretario del gabinete, Yoshihide Suga, en una conferencia de prensa realizada una hora después del vencimiento de la fecha límite.

"Nuestra posición de contribuir a la lucha internacional contra el terrorismo sigue siendo la misma", afirmó Suga.

Sobre si hubo algún contacto de los secuestradores, por ejemplo, sobre una posible prórroga del plazo, Suga afirmó "nada en particular", aunque declinó dar detalles de los esfuerzos diplomáticos en curso.

"Estamos haciendo nuestro mejor esfuerzo para coordinarnos con las partes relacionadas, incluso mediante los jefes tribales", señaló.

Un hombre que se identificó como miembro de Estado Islámico amenazó el martes pasado, en un mensaje de vídeo, matar a Kenji Goto y Haruna Yukawa a menos que Japón pagara 200 millones de dólares en un plazo máximo de 72 horas.

La cantidad es la misma que el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, prometió la semana pasada durante su gira por Oriente Medio como parte de la contribución de Tokio a los esfuerzos para combatir al Estado Islámico.

El jefe de gobierno ha instado a los miembros de su gabinete a hacer todo lo posible para alcanzar la pronta liberación de los dos ciudadanos japoneses secuestrados.

Abe convocó a su Consejo de Seguridad Nacional para analizar la situación, mientras que la madre de Goto abogó por la liberación de su hijo, tras señalar que "no es un enemigo del Estado islámico".

El primer ministro japonés realizó una gira por Medio Oriente la semana pasada para mantener conversaciones con los líderes de Egipto, Jordania, Israel y los territorios palestinos.

FOTO: Ap

TEXTO: NOTIMEX