MILENIO DIGITAL
11 de julio de 2017 / 10:37 a.m.

CIUDAD DE MÉXICO.- La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y el Comando Norteamericano de Defensa Aeroespacial, iniciaron el ejercicio Amalgam Eagle, el cual tiene como propósito el intercambio de información para la intercepción de cualquier aeronave ilícita que invada el espacio aéreo tanto de México como de Estados Unidos.

El ejercicio se llevará a cabo con aeronaves equipadas para la detección e intercepción, operando cada quien en su territorio, haciendo la entrega del blanco en la frontera.

Las maniobras en territorio mexicano se efectuarán en la Base Aérea Militar número 18, en Hermosillo, Sonora.

En el ejercicio que se desarrollará hasta el 14 de julio, las autoridades estadunidenses participarán con una delegación representada Joseph Bonett III, jefe de la División de Ejercicios Conjuntos del Comando Norteamericano de Defensa Aeroespacial y Comando Norte de los Estados Unidos, así como representantes de la Agencia Federal de Aviación (FAA), Agencia de Seguridad de Transportes (TSA) y de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP).

La delegación mexicana está conformada por personal perteneciente a la Fuerza Aérea Mexicana, de la Secretaría de Gobernación, de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), de los Servicios a la Navegación del Espacio Aéreo Mexicano (SENEAM) y de la Policía Federal.

Los objetivos principales del ejercicio son desarrollar capacidades operativas y de comunicaciones entre el Norad-Usnorthcom y la Sedena, para obtener un concepto operacional común del ámbito aéreo continental; emplear inteligencia para conducir operaciones y la interdicción aérea contra objetivos aéreos que puedan ser declarados sospechosos, ilícitos o de amenaza.

Asimismo, intercambiar información operacional para activar alerta mutua y oportuna entre ambos países; el diseño y empleo de un proceso de comunicaciones en los niveles estratégico, operacional y táctico, sobre aeronaves ilícitas transitando en los espacios aéreos de México-EU.

De igual manera, aplicar los procedimientos y protocolos institucionales de respuesta entre autoridades militares y civiles de ambos países en caso de algún vuelo sospechoso, ilícito o de amenaza transitando en o hacia los espacios aéreos de las dos naciones.


mmr