MILENIO DIGITAL
8 de julio de 2017 / 11:06 a.m.

GÓMEZ PALACIO.- Desde el pasado mes de febrero Nadia ha vivido un vía crucis para que el caso de abuso sexual hacia su pequeña hija de 4 años, sea atendido por las autoridades judiciales y educativas de La Laguna de Durango.

La joven madre dice que se percató del hecho cuando la niña se rehusaba a ir a la escuela y tras una hora de plática finalmente le contó que el intendente al que sólo conocen como 'Chapa', le había bajado el short y la ropa interior para tocarla en sus partes íntimas.

De inmediato lo denunció ante la directora del Jardín de Niños Sor Juana Inés de la Cruz sin recibir el apoyo, pues le dijeron que la niña estaba alucinando.

Posteriormente acudió al DIF municipal donde le apoyaron con la evaluación psicológica de la pequeña, para reforzar la denuncia que presentó ante el Ministerio Público.

Lamentablemente en la Vicefiscalía de Justicia su hija fue revictimizada al tener que declarar durante más de dos horas y acudir a la reconstrucción de los hechos para señalar que el delito que ocurrió en el área de juegos infantiles, atrás de la resbaladilla del plantel ubicado en la colonia Los Álamos de Gómez Palacio.

A casi cinco meses de los hechos, le dicen que no pueden girar la orden de aprehensión porque no fue violación y no hubo violencia, y le recomiendan llegar a un acuerdo económico para la reparación del daño cuando el presunto responsable solamente fue reubicado a otro plantel educativo.


dezr