MULTIMEDIOS DIGITAL
25 de abril de 2016 / 05:49 p.m.

Coahuila.- El menor de 13 años que asesinó de 10 puñaladas a su ex novia Diana Lizeth, de 11, fue vinculado a proceso e internado en el Centro de Salud Mental de Parras de la Fuente.

El juez de control especializado en materia de adolescentes, tomó la determinación de internar al presunto homicida en el psiquiátrico como medida cautelar, mientras se continúa el proceso en su contra.

Javier, de 13 años, no alcanzaría prisión en un tutelar de menores por ser menor de 14 años, por lo que se tomó dicha determinación, aunque la madre de Diana no parece estar de acuerdo.

“Quiero que no se le vea como un menor, porque el homicidio que cometió no es para una persona de esa edad, inocente, no fue así, y quiero que haya justicia para mi hija”, expresó Blanca Delia Estrada, mamá de la menor.

La madre consideró que las leyes en el país deben cambiar, y contemplar el castigo como adultos para los menores de edad que comentan crímenes.

Por su parte, la madre de Javier dijo sentirse dolida por lo que pasó, pero manifestó que espera que su hijo pague por el crimen que cometió.

“Si es culpable, que pague; que pague, porque no quiero que lo vuelva a hacer”, comentó.

Sin embargo, comentó que ya había pedido ayuda de las autoridades para controlar a su hijo, quien era adicto a las drogas.

“Él estuviera internado y no hubiera pasado esto; desgraciadamente ya no se puede hacer nada y se aceptan las cosas como están, si es responsable debe pagar conforme a lo que diga la ley, sin que le pongan de más, ni menos.

“Si me hubieran hecho caso, tendría a mi hijo aquí, y la señora no hubiera perdido a su muchacha, yo la entiendo… pero sea lo que sea él es mi hijo y me duele”, dijo la madre.