26 de septiembre de 2014 / 01:52 p.m.

México.- Coahuila espera recibir en los próximos 15 años inversiones por 64 mil millones de dólares para la exploración y extracción de hidrocarburos no convencionales, dijo Antonio Gutiérrez Jardón, secretario de Desarrollo Económico y Competitividad del estado.

Son alrededor de 8 mil pozos susceptibles de perforar en este lapso por el método conocido como fracking —fracturación hidráulica—, pues es la cifra identificada en los estudios de sísmica desarrollados en mil 500 kilómetros cuadrados en el norte del estado por el Instituto Mexicano del Petróleo. Con esta actividad se espera una generación de 240 mil empleos.

El estado posee tres cuencas con importantes recursos no convencionales (gas de lutitas o shale y oil gas): Sabinas, Burro-Picachos y Burgos —que comparte con Nuevo León y Tamaulipas.

Asimismo, las reservas prospectivas para los campos señalados ascienden a casi 25 mil millones de barriles de petróleo crudo equivalente, los cuales representan 41 por ciento de las reservas del hidrocarburo que hay en el país.

Ante la apertura energética, Gutiérrez Jardón indicó que el gobierno de Coahuila sostuvo hace unas semanas una reunión con la Secretaría de Energía, para saber cómo quedó la entidad en proyectos de la Ronda Cero y Uno.

En la Ronda Cero se determinó que Pemex conserve sus actividades de explotación en la región y se le adicionaron los campos de Hidalgo, Monclova y Pirineo.

En ese contexto, la empresas texana Lewis Energy Group, que tiene un convenio de colaboración con Pemex para algunos pozos de la zona norte, “ahora ya puede ser sociedad, no está garantizada pero es una empresa que conoce la explotación en esa zona, la cual puede perforar un pozo en 15 días”.

Respecto a la Ronda Uno, se abrió la licitación pública a inversionistas privados de ocho bloques que abarcan una superficie de mil 500 kilómetros cuadrados, ubicados en el municipio de Jiménez, cerca de Ciudad Acuña.

Ante esos escenarios, aseguró que Coahuila se convertirá en una de las entidades productoras de hidrocarburos no convencionales más importantes de México, por lo que en el mediano plazo será un polo de atracción de inversiones industriales.

Por su parte, Rogelio Ramos Oranday, comisionado del gobierno del estado en el cluster minero-petrolero de Coahuila, explicó que ese conglomerado se creó este año para hacerle frente a los retos y oportunidades de la reforma energética.

Fue una iniciativa del gobierno del estado para formar una alianza con la iniciativa privada, centros de investigación y universidades.

A la fecha, el cluster ya tiene agremiadas a 50 empresas que quieren entrara a la proveeduría del sector energético, por lo que se espera que en un año y medio éstas se incrementen a 200 firmas, también se pretende integrar hospitales y hospedaje.

Los productos y servicios a brindar a los asociados del cluster se dividen en derechos superficiarios (propuesta de modelos de contrato y base de datos con información de catastro), infraestructura económica y social, recursos humanos (capacitación y certificación de trabajadores, innovación y tecnología, proveeduría y sustentabilidad.

Otro tema importante es el desarrollo de cadenas productivas y financiamiento, por lo que refirió que invitaron a un número importante de empresas que ya están haciendo estas tareas, como Petrobras y Halliburton.

En ese sentido, Gutiérrez Jardón comentó que el gobierno local realizó una gira en toda la franja de Eagle Ford, en Texas, con el fin de integrar empresas para la explotación de gas shale en Coahuila.

Ambos representantes anunciaron que, como parte de los primeros trabajos de la alianza, se realizará del 11 al 13 de diciembre el primer Expo Foro de Energía Coahuila, centrado en el tema de hidrocarburos no convencionales.

En conclusión, señalaron que el nacimiento de una nueva industria energética, traerá consigo altos volúmenes de empleos productivos y bien remunerados.

CREARÁN FIDEICOMISO

Pedro Joaquín Coldwell, titular de la Sener, anunció que creará un fideicomiso público para promover el desarrollo de proveedores y contratistas nacionales de la industria energética, con el fin de facilitar créditos y capacitación para las actividades de exploración y extracción de hidrocarburos.

Reiteró que habrá obligaciones de contenido nacional para impulsar cadenas productivas industriales nacionales que serán de 25% a partir del 2015 hasta llegar a 35% en 10 años.

En el caso de exploración y extracción en aguas profundas la SE fijará una tasa que menor, dada la tecnología de punta que se emplea.

FOTO: EspecialMILENIO DIGITAL/PATRICIA TAPIA