MILENIO DIGITAL/RUBÉN MOSSO
21 de julio de 2015 / 07:47 a.m.

México.- La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) inició una investigación contra personal castrense adscrito a la onceava Zona Militar por su "probable participación" en la desaparición de siete jornaleros el pasado 7 de julio, en Calera, Zacatecas.

Al respecto, funcionarios de la Procuraduría General de la República (PGR) informaron que el agente del Ministerio Público Federal comenzó la indagatoria correspondiente a partir de la notificación que recibieron por parte de las autoridades militares.

Los soldados investigados se encuentran bajo la custodia de la onceava zona, luego de que la Procuraduría General de Justicia Militar "identificó indicios de una probable participación de personal" castrense en la desaparición de las siete personas.

La Sedena dijo que "cooperará con las instancias correspondientes", a fin de que se esclarezcan los hechos y reiteró "su compromiso" con la sociedad, enfatizando "que de ninguna manera tolerará actos contrarios a las leyes".

La dependencia puntualizó que es la primera interesada de que "cuando existan indicios de que algunos de sus elementos no se conduzca conforme a derecho, sus actos se investiguen y en su caso se sancionen con estricto apego a la ley, sin importar jerarquía, cargo o comisión".

A través de un comunicado emitido por la onceava zona, la Sedena informó que "con motivo de los avances" que realiza la Procuraduría Militar sobre "delitos del orden castrense", procederá a remitir el desglose de su indagatoria a la PGR, "respecto al ámbito de su competencia", con quien mantiene una estrecha coordinación, al igual que con la procuraduría de justicia de Zacatecas.

La Procuraduría General de Justicia Militar  aseguró que "continuará con la investigación, a fin de determinar respecto a la infracción de la disciplina militar" cometida, y en su caso "proceder a la consignación" de los soldados ante los tribunales militares.

Por su parte, funcionarios de la PGR mencionaron que en las próximas horas interrogarán a los militares para saber qué fue lo que sucedió el pasado 7 de julio, luego de que fueron denunciados por familiares de los desaparecidos.

Los interrogatorios se realizarán con apoyo del personal de la Sedena en las instalaciones militares de Zacatecas. Explicaron que de encontrar alguna responsabilidad por parte de los soldados, la averiguación previa se consignará con un juez federal.