NOTIMEX
15 de abril de 2017 / 07:08 p.m.

MÉXICO.- Alumnos de la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), a través de la Clínica del Sistema Nervioso, realizan investigación de estimulación magnética transcraneal contra el trastorno del atracón de comida.

El trastorno por atracón se define como la ingesta compulsiva de alimentos en periodos cortos de tiempo, no mayores a dos horas, donde la persona tiende a consumir el doble de comida de lo acostumbrado.

El líder del proyecto, Julián Reyes López, comentó que esta investigación se enfoca en el trastorno y en los antecedentes que existen del efecto de dicha técnica en otras condiciones psiquiátricas y neuropsiquiátricas, ligadas a la falla o pérdida del control de impulsos.
“Nuestra propuesta es la estimulación magnética transcraneal, la cual es una técnica de neuromodulación no invasiva y segura; ya se ha probado en varias entidades como la depresión y en algunos tipos de alucinaciones auditivas”, explicó.

En entrevista con la Agencia Informativa Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Reyes López dijo que el método está aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), Canadá, Australia, entre otros.

El especialista agregó que la metodología ha sido empleada para controlar el anhelo por el consumo de alguna sustancia (denominado craving), mismo que también se muestra en el trastorno por atracón.
“En este caso, las sustancias vienen siendo los alimentos y hay bastante evidencia de que se ha disminuido con la estimulación en craving y, por tanto, el consumo también disminuye. Al no tener este anhelo por consumir, la persona deja de hacerlo”, apuntó.

Reyes López refirió que este método se encuentra basado en técnicas de neuromodulación, las cuales mediante protocolos eléctricos, electromagnéticos, optogenéticos y químicos se busca influir temporal o permanente en la actividad cerebral.

El científico reveló que el modelo está fundado en el efecto que tendría la estimulación magnética sobre estructuras frontales del cerebro para abordar el trastorno por atracón desde el aspecto de una falla en la regulación o control de impulsos.

“Lo que nosotros estamos trabajando es la aplicación de estimulación magnética al utilizar pulsos excitatorios sobre una región muy particular, que es la corteza prefrontal dorso lateral”, dijo.

En tanto, la especialista en Nutrición, Sofía Cañizares Gómez, detalló que la primera fase consiste en hacer un estudio doble ciego, mediante el uso de herramientas de la estimulación magnética.

“Para la estimulación magnética, usamos un estimulador MagVenture. La programación del doble ciego en una memoria USB es elaborada por un investigador ajeno al protocolo”, sostuvo.

La siguiente etapa es la ejecución de ensayos clínicos con intervención nutricional, seguimiento psicoeducativo y psicoterapéutico, comentó.